Salud

Quiropráctica y salud

Dr. Manuel Fajardo Montosa. Quiropráctico graduado en el año 2017 en el Madrid College of Chiropractic, en el Real Centro Universitario María Cristina (San Lorenzo del Escorial), donde cursó cuatro años de estudios universitarios y un año de Máster en Quiropráctica. Asombrado por la perfección del cuerpo humano, continúo ampliando sus estudios en Quiropráctica deportiva y pediátrica, especializándose en la relación del Sistema Musculoesquelético con el Sistema Nervioso. Pertenece a la Asociación Española de Quiropráctica (AEQ). La AEQ reúne exclusivamente a los Quiroprácticos con título universitario expedido por alguna de las universidades de quiropráctica reconocidas internacionalmente por el Consejo Europeo de Educación Quiropráctica. Hoy formada por más de 200 miembros.

Durante estos días hemos estado reflexionando sobre esta situación. Un “bichito”, que ni vemos, ha tocado una pieza fundamental de nuestras vidas y nos ha quitado uno de los derechos humanos más básicos, la LIBERTAD.

La SALUD, al igual que nuestro “bichito”, no entiende de clases sociales, nacionalidades, sexo…, es una pieza fundamental en toda persona, y muchos, están siendo conscientes en estos momentos. Si no es así, espero que después de este artículo, empiecen a darle la importancia que tiene.

¿Qué es la quiropráctica?

Es una profesión encargada del cuidado del sistema nervioso a través de la columna vertebral. Para que el sistema nervioso esté equilibrado y trabaje correctamente, es necesario que la columna vertebral se mueva de forma adecuada, ya que por ella pasan los nervios que son como líneas telefónicas que nacen en la médula y salen a través de 24 vertebras para coordinar todas las funciones vitales del organismo.

¿Qué puede estar afectando a MI SALUD?

En ocasiones, el estrés que experimentamos, ya sea físico, químico o emocional y al que no somos capaces de adaptarnos, puede producir disfunciones de la columna vertebral.

– Físico: parto, malas posturas, accidentes de tráfico, vida sedentaria, traumas en el nacimiento, lesiones deportivas, sobrepeso, etc.
– Químico: mala alimentación, consumo de productos procesados y refinados, pesticidas, aditivos, contaminación, medicamentos, drogas.
– Emocional: emociones y situaciones que vivimos y no somos capaces de gestionar sometiendo al cuerpo a una carga extra: ansiedad, preocupaciones, relaciones personales y laborales.

¿Cuál es nuestro objetivo?

Restablecer el adecuado funcionamiento de la columna vertebral para que el sistema nervioso pueda trabajar en equilibrio, obteniéndose el óptimo funcionamiento del organismo.

¿Cómo lo hacemos?

El cuidado quiropráctico consiste en una serie de ajustes vertebrales específicos realizados con las manos, sobre la columna vertebral. Los ajustes no provocan dolor, son suaves y dirigidos a corregir y prevenir la subluxación vertebral. La Quiropráctica no trata ninguna enfermedad ni síntoma en concreto, ni está limitada a pacientes con unas determinadas características, sino que es aplicable a todos. Se trata de que nuestro cuerpo funcione mejor y ganemos en SALUD.

¿Cuáles son los pilares fundamentales de la SALUD?

No tengo ninguna duda de que los conocéis todos, pero viene bien recordarlos en estos momentos. S-A-L-U-D.

S: de sistema nervioso. ¿Por qué? Porque regula y coordina todo lo que pasa en nuestro cuerpo. Si ese sistema funciona bien, aseguramos una buena conexión y que la información llegue a todos los órganos del cuerpo. A lo dicho… buena coordinación. ¿Cómo lo cuidamos? Lo principal para mí, sin duda, los ajustes quiroprácticos (esta es la razón por la que soy quiropráctico), pero hay otras cosas: duchas de agua fría (por lo menos acabando con 30 segundos), respiraciones diafragmáticas… todo eso nos ayuda a regular nuestro sistema nervioso autónomo… ¿lo sabías?

A: de alma. Aquí encontramos todo lo relacionado con nuestra mente, nuestras emociones, la relación con nosotros mismos, con los demás… La mente es como un músculo más: hay que entrenarla. Un ejemplo: ¿no se te ocurriría levantarte todos los días y decirle a tu hijo que es un cero a la izquierda? ¿o decirle a tu pareja que no vale para nada? ¿Por qué? Porque nos lo acabamos creyendo… Los niños, nuestra pareja y sí… nosotros mismos. Con las cosas buenas pasa lo mismo. ¿Qué tal si cogemos buenos hábitos y metemos cosas buenas? Nos lo acabaremos creyendo también. Aquí es donde entran los hábitos como la gratitud (enseñar a nuestra mente a buscar cosas buenas), hablar con gente que suma, aprender a escuchar, respirar, etc.

L: limpieza y nutrición. Todo se resume en dar al cuerpo lo que necesita y eliminar lo que le hace daño. ¿Qué comer y qué no comer? No voy a entrar en grandes detalles…, pero creo que en el fondo sabemos más de lo que creemos, ¿no? Frutas, verduras, productos de calidad, sin muchos tóxicos ni pesticidas (de ahí lo de limpieza), evitar grandes cantidades de azúcar y cosas de esas…

U: usa tu cuerpo. Sí, el cuerpo necesita que lo movamos, y ahí entra el ejercicio. El cuerpo tiene 3 grandes necesidades: estiramientos, ejercicio cardiovascular y de potencia (músculos). Casi todos nos centramos en el cardiovascular y se nos olvidan los otros dos, pero a medida que cumplimos años se convierten en algo realmente vital. La flexibilidad es vital: imaginaros en un árbol… ¿Qué rama aguanta las tormentas? La flexible. Con nuestra columna y cuerpo en general pasa lo mismo, y con los ejercicios de potencia igual: con los años perdemos masa muscular así que toca hacer pesas… ¿en un gimnasio? No necesariamente. Hay miles de vídeos ahora mismo donde aprender a hacer flexiones, sentadillas en casa, etc.

D: descanso. Sí, descansar y dormir, pero no solo horas, sino de buena calidad. Durante el sueño, literalmente, nos reparamos. El cerebro “echa la basura”, se limpia e integra todo lo que aprende durante el día.

¿No descansas bien? Puedes obtener más información sobre esto mandándonos un correo electrónico, y estaremos encantado de sugerirte una serie de pautas que te puedan ayudar en este pilar tan importante.

 

Centro Médico Antequera. Calle Carreteros, 14
Tlf: 952 84 18 90 whatsapp: 676 777 794
Instagram @centromedicoantequera

Pediatría – Odontología – Psicología infantil y adultos – Quiropráctica – Podología