Gestores

¿Y ahora qué? La empresa tras el COVID-19

Por Sara Martín, Gestor 
Administrativo y Manuel Martín, Graduado Social.

Ya ha pasado un mes desde nuestra última publicación en esta revista. Obviamente aquel texto no podía sino referirse a las novedades legislativas que la pandemia del COVID-19 provocaba en nuestro país. En esta ocasión daremos un repaso a la actualidad de cada una de aquellas medidas y comentaremos algunas nuevas publicadas en este último mes.

Rápidamente se anunciaron novedades sobre garantía de suministro de agua y energía a los consumidores vulnerables, el teletrabajo, adaptación de horarios, moratorias de hipotecas, aprobación y ampliación de líneas ICO, entre otras.

Pero la medida principal y que está en boca de todos, por ser la que a más número de ciudadanos afecta, fue el ERTE. Actualmente el grueso de los ERTES ya han sido presentados aunque aún es posible solicitarlos. A su vez, y debido al cierre de las oficinas de empleo y para evitar los desplazamientos de la población, las empresas a través de sus asesorías, presentaron también la prestación de desempleo de todos y cada uno de los trabajadores afectados por dichos ERTES. La premura en los plazos que nos imponía la administración hizo que por un lado todas las prestaciones se presentaran en el plazo estipulado, pero a su vez ha generado “un cuello de botella” en el SEPE, que no solo hizo que prácticamente ningún trabajador afectado cobrara la prestación el 10 de abril, sino que parece ser que el 10 de mayo también va a haber un amplio número de trabajadores que tampoco cobraran aunque, como se indicó antes, sus prestaciones ya llevan mucho tiempo presentadas. Si algún afectado quiere comprobar el estado de su prestación, puede hacer siguiendo las instrucciones que el propio SEPE ha publicado y adjuntamos AQUÍ.

La segunda medida que explicamos en aquel artículo y que afectaba directamente a los autónomos es la prestación por Cese de Actividad de Trabajadores Autónomos. El desarrollo que ha tenido esta prestación no ha estado exenta de cambios y modificaciones de última hora, pero una vez solicitadas las mutuas sí han sido más ágiles a la hora de tramitarlas, haciendo incluso un primer pago el pasado día 17 de abril y programando otro para el día 30. Obviamente esta premura en el pago de dichas prestaciones viene generada a que la inmensa mayoría de ellas se han aprobado presuntamente. Lo que significa que van a ser revisadas con posterioridad.

En relación con la liquidación de impuestos que las empresas tenían que realizar por el primer trimestre con fecha limite 20 de abril, justo cuando ya todos nos disponíamos a presentarlos, el día 15 (a 5 días del plazo límite) se anunció una moratoria hasta el 20 de mayo.

También en el ámbito de Seguridad Social se anunciaron dos tipos de medidas. Por un lado, moratorias de los autónomos que se pagan en abril, mayo y junio y de los Seguros Sociales que se pagan en los meses de mayo, junio y julio. Por otro, aplazamiento de los autónomos que se pagan en los meses de abril, mayo y junio y los Seguros Sociales que se pagan en los meses de abril, mayo y junio con un tipo de interés más bajo del habitual (un 0,5%).

Ahora entramos en una nueva etapa que desde el gobierno han llamado de “transición hacia la nueva normalidad” la cual, como es normal, va a generar las mismas o más dudas que las predecesoras. Eso sí, la descripción de estas fases es tan reciente que no descartamos que a medida que avancen puedan ir variando y modificándose. Para ver el cronograma publicado por el Gobierno PINCHA AQUÍ.

Esta etapa se dividirá en las siguiente fases:

Fase 0: preparación

– Toda España se encuentra ya en esta fase 0 de la desescalada; a lo largo de ella se irán implementando medidas de apertura.

– Aparte de medidas de alivio que ya conocíamos como la salida de niños, también se podrá hacer deporte de forma individual y paseos en familia que viven en el mismo domicilio (a partir del fin de semana).

– Apertura de locales con cita previa para la atención individual de los clientes. Esto puede incluir, por ejemplo,  restaurantes con servicio de comida a domicilio o peluquerías. Estos locales deberán contar con mostrador, mampara o, cuando esto no sea posible, garantizar el máximo de protección individual.

– Se permite el deporte profesional y no profesional de forma individual, sin contacto y extremando las medidas de seguridad y distanciamineto.

Fase 1: inicio

– Se abre la posibilidad de contacto entre grupos reducidos de personas sin patologías previas y que no sean vulnerables.

– Empezarán las actividades en el pequeño comercio “en condiciones de estricta seguridad”, no así en grandes superficies “donde son más probables las aglomeraciones”. El comercio que reabra tendrá un aforo limitado al 30%, con una distancia mínima de 2 metros entre clientes. Cuando esto no sea posible, se permitirá únicamente la permanencia de un cliente. También se debe establecer un horario de atención preferente para personas mayores de 65 años.

– Cuando así lo proponga el Ayuntamiento correspondiente, se podrá reanudar la actividad de mercados al aire libre en la vía pública, con condiciones de distanciamiento entre puestos.

Restauración: Se permitirá la apertura de terrazas al 30% de su capacidad, sin afluencia de clientes en el interior del local.

Hoteles: También se empezará a permitir la apertura de hoteles y otros alojamientos turísticos excluyendo zonas comunes.

– Se pueden celebrar actos y espectáculos culturales de menos de 30 personas en lugares cerrados (con un tercio de aforo) y de menos de 200 personas al aire libre (siempre y cuando sea sentado y manteniendo la distancia necesaria).

Museos: Se permiten las visitas a museos, limitadas a un tercio de aforo y con control de aglomeraciones en salas.

Deporte profesional: Los deportistas profesionales tendrán menos restricciones, ya que se autorizará el “entrenamiento medio” en ligas profesionales y en centros de alto rendimiento.

Deporte no profesional: Pueden abrir las instalaciones deportivas al aire libre, sin público y para deportes sin contacto (como atletismo o tenis). También se permiten actividades deportivas individuales con cita previa en centros deportivos que no impliquen contacto físico ni uso de vestuarios.

Lugares de culto: Pueden abrir con su aforo limitado a un tercio.

Velatorios: Para un número limitado de familiares, con protocolos de distancia física y seguridad.

Fase 2: intermedia

Contacto social: Se permite contacto social en grupos más amplios para personas no vulnerables ni con patologías previas.

Segundas residencias: Se permiten los viajes a segundas residencias, pero solo cuando estén en la misma provincia.

Comercios: Se limita el aforo al 40%, con la obligación de garantizar una distancia mínima de dos metros de distancia entre clientes. Cuando no sea posible, se permitirá únicamente la permanencia dentro del local de un cliente.

Centros comerciales: Pueden reabrir al público los centros o parques comerciales, prohibiéndose la permanencia en las zonas comunes o áreas recreativas.

Restauración: En restaurantes, cafeterías o bares, se permite el consumo en el local, pero solo en mesa y con garantía de separación entre clientes. El aforo está limitado a un tercio. Esto no incluye discotecas o bares nocturnos.

Hoteles: Se limita la apertura de zonas comunes a un aforo de un tercio en hoteles y alojamientos turísticos.

Educación: El curso escolar empezará en septiembre, pero en esta fase se establecen excepciones para reabrir centros educativos. Podrán abrir para actividades de refuerzo, para garantizar que los niños menores de seis años puedan acudir al centro si los dos padres tienen que trabajar presencialmente y para hacer la selectividad.

Cines y teatros: Reabrirán cines, teatros, auditorios y otros espacios similares con “butaca preasignada” y el aforo limitado a un tercio del habitual. También se podrán visitar monumentos y salas de exposiciones, con la misma restricción de aforo.

Conciertos: Además, se podrán celebrar espectáculos culturales como conciertos en espacios cerrados con un tercio del aforo habitual. Si son al aire libre, se permitirá que se congreguen hasta 400 personas, siempre y cuando estén sentadas.

Lugares de culto: El aforo queda limitado al 50%, en vez del tercio de la fase anterior.

Caza y pesca: En esta etapa podrán reanudar su actividad la caza y la pesca deportiva.

Bodas: A partir de esta fase se empiezan a permitir las bodas para un número limitado de asistentes.

Fase 3: avanzada

– En esta fase se prevé la apertura de todas las actividades, pero siempre manteniendo las medidas oportunas de seguridad y distancia.

Comercios: Limitación de aforo al 50%, con la obligatoriedad de que haya una distancia mínima de dos metros entre personas.

Centros comerciales: Se levanta la prohibición de utilizar las zonas comunes y zonas recreativas de los centros comerciales.

Restauración: Para restaurantes, cafeterías o bares, se extiende el aforo a un máximo del 50% de su capacidad, garantizando la separación entre clientes. Para los clientes en la barra, se permite que haya gente de pie con separación mínima de 1,5 metros entre ellos.

Discotecas: Se pueden reabrir discotecas y bares nocturnos con un aforo máximo de un tercio del habitual.

Playas: En esta fase se prevé la apertura de playas en condiciones de seguridad y distanciamiento.

Toros: Se permite la actividad en plazas, recintos e instalaciones taurinas con una limitación de aforo que garantice una persona por cada 9 metros cuadrados.

¿Y después?

Una vez superada estas etapas llegaríamos a lo que han denominado “nueva normalidad” la cual habrá tiempo y números de esta revista para entrar a valorar.

Desde Gestoría Grupo Mardos solo nos queda seguir dándoos mucho ánimo y sobre todo información con la que afrontar estas situación tan difícil, pero de la cual, como siempre, con el esfuerzo de todos, saldremos airosos.

GRUPO MARDOS Gestoría Administrativa.
C/ Alameda de Andalucía, 17, 1º-D. Antequera
Teléfono 952 70 26 45; Fax 952 73 98 55
www.grupomardos.com
Facebook: Gestoria – Grupo Mardos
Twitter: @GrupoMardos