Noticias

100.000 euros para mejorar la accesibilidad del comercio en Antequera

El Ayuntamiento de Antequera aporta este dinero que se encargará de gestionar la ACIA (Asociación del Comercio, Empresa, Industrias de Antequera) y el Centro Comercial Abierto en el marco de un Plan de Mejora de la Accesibilidad, fruto de un convenio suscrito por la entidad y el Ayuntamiento de Antequera.

La ACIA será la encargada de gestionar los 100.000 euros que el Ayuntamiento de Antequera va a destinar a mejorar la accesibilidad en los comercios antequeranos. Se trata de una línea de ayudas en régimen de concurrencia competitiva para acometer las obras y medidas necesarias para garantizar el acceso de personas con discapacidad física o movilidad reducida.

Los establecimientos del municipio interesados en optar a estas subvenciones tienen de plazo hasta el 21 de julio de 2021 para enviar sus solicitudes al correo electrónico de la ACIA info@acia.es o entregándolas de 9:00 a 14:00 horas en la sede de la asociación: primera planta del número 10 de la Calle Carreteros. 

Junto al modelo facilitado por la propia ACIA en su sede o a través de su página web (www.acia.es), que hay que entregar por duplicado, los negocios deberán presentar a la entidad la siguiente documentación: fotocopia del DNI / CIF y de las escrituras de constitución y apoderamiento (en el caso de personas jurídicas), copia del título de propiedad o contrato de arrendamiento, copia de estar al corriente en las obligaciones fiscales y laborales -incluido el Impuesto sobre Actividades Económicas o el IRPF, y los modelos de liquidación del IVA- con la Agencia Tributaria, el último recibo del IBI y fotografías de la fachada del establecimiento, especialmente del punto de acceso a local. Igualmente deberán presentarse la documentación laboral y que justifiquen, en caso de tenerla, el grado de minusvalía física del titular del establecimiento o de empleados.

Selección de beneficiarios

Durante las siguientes semanas tras el cierre del plazo, la ACIA hará una selección de los establecimientos solicitantes en base a varios criterios de valoración, para en el mes de agosto comunicar a los negocios que hayan resultado elegidos, convocándolos además para la firma de la documentación requerida para las obras. 

A la hora de hacer la baremación y establecer el orden de prelación de los beneficiarios se tendrá en cuenta, en primer lugar, la propia limitación de movilidad o situación de discapacidad que afecte a propietarios y empleados de los establecimientos. Igualmente se valorará la situación económica de los solicitantes, primándose la escasez de recursos económicos, corroborado en la declaración de la renta de los optantes o impuesto de sociedade”; así como la antigüedad en la ACIA, dando prioridad a los establecimientos que lo son, en el supuesto de igualdad respecto a los dos criterios anteriores, tal y como se establece en el pliego de condiciones acordado con el Consistorio antequerano.

Ejecución de las obras de accesibilidad

Están previstos, al menos, acometer 15 proyectos, cuyas se centrarán exclusivamente en la mejora del acceso al establecimiento desde el exterior. La empresa Anartec se encargará de la tramitación de la solicitud de licencia de obras menores ante el Ayuntamiento y cada establecimiento beneficiario se comprometerá a constituir y firmar la autorización para la fianza por gestión de residuos que se establezca en cada caso. “Dicha fianza será devuelta al establecimiento beneficiario de la ayuda, una vez termine la obra y sea solicitada al Ayuntamiento”, como se indica en el pliego de condiciones.

Las obras se ejecutarán conforme al diseño y la planificación establecidos por esta empresa constructora seleccionada y los plazos de ejecución de las obras estarán sujetos a la expedición de las pertinentes autorizaciones y licencias de rigor.

Está previsto que el conjunto de actuaciones de este Plan de Mejora de la Accesibilidad se pueda desarrollar a partir del mes de septiembre hasta la primavera de 2022 . Dentro de dicho plazo, la empresa constructora comunicará a los establecimientos beneficiarios la fecha en la que se realizarán los trabajos de reforma. En el caso de que se nieguen supondrá la pérdida de la ayuda para acometer las obras.