En Relieve

5 años para la Humanidad

Julio de 2016. Reino Unido acaba de decidir mediante un referéndum dejar de ser miembro de la Unión Europea, Portugal se proclama por primera vez campeón de la Eurocopa tras ganar a Francia en París, en España no deja de sonar aquello de “Lleva, llévame en tu bicicleta” y Turquía se prepara para vivir un intento de golpe de Estado la noche del día 15. Pocas horas antes, allí mismo, en Estambul, el Sitio Dólmenes de Antequera era declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO convirtiéndose en el primer conjunto megalítico de la Europa continental y el primer monumento de la provincia de Málaga en recibir esta catalogación. 

Parece que fue ayer, pero han pasado cinco años de aquel hito histórico para la ciudad: el día que Antequera se puso en el mapamundi en negrita y subrayado. El trabajo de décadas de investigación al fin lograba su objetivo: el reconocimiento por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura de que el Sitio de los Dólmenes –compuesto por los dólmenes de Menga y Viera, el tholos de El Romeral, la Peña de los Enamorados y El Torcal– poseía eso que ellos llaman Valor Universal Excepcional; es decir, “una importancia extraordinaria que trasciende las fronteras nacionales y es de interés para las generaciones presentes y venideras de toda la humanidad”. Que no es poco. 

En el caso de los Dólmenes, ese Valor Universal Excepcional  (VUE) viene dado, sobre todo, por la interacción de los monumentos megalíticos con la naturaleza. Los constructores de Menga y El Romeral decidieron orientarlos hacia elementos terrestres (la Peña de los Enamorados y El Torcal) en lugar de al amanecer solar, como el resto de edificaciones prehistóricas catalogadas en Europa y África. Una orientación única. 

Esta conclusión es fruto de los estudios del doctor Michael Hoskin, catedrático emérito de Historia de la Ciencia de la Universidad de Cambridge con quien Antequera siempre tendrá una deuda histórica. Su investigación concluye que en lugar de estar orientado al Sol, Menga es el único dolmen en la Europa continental que se orienta hacia una montaña antropomórfica como es la Peña de los Enamorados, y el tholos de El Romeral, orientado hacia El Torcal, es uno de los raros casos en toda la península Ibérica de orientación a la mitad occidental del cielo. Aquellas dos montañas «sagradas» siempre han tenido algo especial, ya lo sabían hace 6.000 años aquellos pobladores del Neolítico y la Edad de Bronce… 

5 años de un día histórico para Antequera 

Aquel fin de semana julio de 2016 se recuerda como uno de los más festivos en la historia de la ciudad. El fin de fiesta se produjo el domingo 17, cuando toda Antequera se echaba a la calle para celebrar que ya éramos Patrimonio de toda la Humanidad. El Paseo Real se convertía en el epicentro de la celebración, con música en directo y food trucks para el disfrute de todos los antequeranos. 

Además, aquel día nacía el Antequera Light Fest (ALF), un espectáculo audiovisual de luces y sonido que, desde entonces, conmemora cada año aquel momento histórico. Antequera se convierte en un lienzo sobre el que se proyectan las tecnologías audiovisuales más avanzadas de videomapping, 3D, láser… usando como pantallas los edificios monumentales repartidos por toda la ciudad. 

Celebraciones por el V aniversario 

A la espera de conocer el cartel de la quinta edición del ALF, que se celebrará el fin de semana del 15 al 17 de julio, y el resto de actividades conmemorativas por parte del Ayuntamiento, el Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera ha preparado una nueva edición de MengaStones, un festival cultural que se extenderá hasta finales de septiembre y que cuenta con una amplísima programación gratuita que girará en torno a las celebraciones del Sol y la Luna, en la que destacan los conciertos de Carlos Núñez, Jorge Pardo o Pepa Niebla. 

Aunque, sin duda, el broche de oro de este quinto aniversario lo pondrá la inauguración del nuevo Museo del Sitio, que está prevista para otoño. El nuevo edificio albergará un proyecto museográfico para poner en relieve el Valor Universal Excepcional de los Dólmenes así como exposiciones temporales. Aunque su uso irá más allá, ya que el objetivo es que se convierta en un gran referente para la investigación sobre la Prehistoria. 

El Museo está llamado a funcionar como espacio de recepción de visitantes y a contribuir a ordenar las visitas al Conjunto Arqueológico, que contó en el año 2019 –último completo antes de la llegada de la pandemia– con más de 210.000 visitas, consolidando la tendencia de aumento de visitantes que se iniciaba unos años antes con la declaración como Patrimonio Mundial, aquel histórico 15 de julio de 2016 que aún seguimos recordando como el día que Antequera dejó de ser una ciudad de Málaga para convertirse en patrimonio de toda la Humanidad. 

Foto Raúl Pérez

5 años, 5 elementos. El Sitio Dólmenes de Antequera está formado por cinco elementos: tres construcciones megalíticas (el dolmen de Menga, el dolmen de Viera y el tholos de El Romeral) y dos enclaves naturales como son la Peña de los Enamorados y El Torcal de Antequera. 

 

¿Quieres conocer el programa del Festival MengaStones 2021? Pulsa aquí