Pinceladas

 9 de mayo de 1936. La 2ª Vuelta Ciclista a España visita la comarca

El 9 de mayo de 1936 llegaba a Antequera la Vuelta Ciclista a España, que disputaba su segunda edición y había comenzado cinco días antes. Los vecinos salieron a la calle para animar a los ciclistas y en la puerta del Ayuntamiento se ubicó una mesa con avituallamiento para los ciclistas: bocadillos de chacinas, refrescos y cerveza. Manuel Rodríguez nos hace una Pincelada de este día. 

El sábado 9 de mayo de 1936 llegaba hasta Antequera la Vuelta Ciclista a España, que celebraba su segunda edición. La etapa a recorrer era de Sevilla a Málaga pasando por Antequera, lo que levantó una gran expectación en la ciudad. Desde la entrada por la carretera de Mollina a la Puerta de Granada el público en masa no dejo de aplaudir y animar a los ciclistas. En la calle Estepa la concurrencia era tan “extraordinaria que los agentes del orden apenas podían dejar libre el espacio para la llegada de los carreristas”.  

La meta de control de aprovisionamiento y firma se ubicó en la puerta del Ayuntamiento, donde se encontraba en representación el entonces alcalde, D. José Perez Muñoz. En este punto se ubicó también una amplia mesa para avituallar a los ciclistas en la que había productos muy diferentes a los que se pondrían hoy en día: bocadillos de chacinas, refrescos y cerveza. Era la manera con que Antequera obsequiaba a los deportistas. 

La llegada a Antequera no tenía ningún premio de estímulo, lo que hizo que los corredores entraran en pelotón y, si destacó alguien, fue Arias  porque fue el primero en recoger el estímulo alimenticio. El que ganaría la Vuelta a España, Gustaaf Deloor, aprovecharía este tiempo para, junto al italiano Luigi Barral, tomar la cabecera y llegar victoriosos a Málaga. Entre los nuestros hubo algunos que se rezagaron hasta 9 minutos… supongo que por aquello de una cervecita y un poco de jamón merecía la pena perder el tiempo.  

También pasó este día por Fuente de Piedra, donde sí hubo premios para los que llegaron primeros. 

Lo triste quedaba por llegar… estábamos en mayo de 1936. La Vuelta a España ya no volvería hasta 1941, en la que apenas participaron extranjeros europeos: nosotros pasando hambre y ellos muriendo. 

Puedes leer el artículo completo en su blog