Únicos

Al fútbol también se juega con una sola pierna

Los flamencos son aves que descansan el peso del cuerpo en una sola pata. De este animal, precisamente, viene el nombre del Club Deportivo Flamencos Amputados Sur, el primer club de España de fútbol de personas amputadas que, con carácter regional, tiene su sede en Antequera. Se acaban de proclamar Campeones de España y ya preparan un torneo internacional en la ciudad para mediados de junio. 

Foto Javier Coca

PRIMER CLUB DE ESPAÑA. El CD Flamencos Amputados Sur tiene su origen en la Asociación Española de Fútbol de Amputados (AEFA), que en el año 2013 comienza a captar jugadores por todo el país a modo de Selección Española para disputar competiciones internacionales. Al frente estaba el antequerano Manuel Pacheco como seleccionador logrando llevar al equipo al Mundial de Turquía 2017, donde consiguieron un meritorio cuarto puesto pese al poco recorrido del fútbol de amputados en nuestro país.  

A partir de ahí, la Federación Española de Deportistas con Discapacidad Física (FEDDF) decide apostar por este deporte, dividiendo la asociación en cuatro clubes para facilitar su expansión: dos en Cataluña, uno en el País Vasco y otro en Andalucía, el CD Flamencos Amputados Sur, dirigido por el propio Pacheco. “Decidimos instalar la sede del club en Antequera, aquí tenemos el apoyo de la ciudad a nivel institucional, de instalaciones y de patrocinios, aunque somos un club andaluz”, nos cuenta el entrenador. 

El CD Flamencos Amputados Sur es el primer club de España de fútbol de personas amputadas que, con carácter regional, tiene su sede en Antequera 

Pese a la corta trayectoria del club, los éxitos ya están llegando. El pasado mes de abril tuvo lugar en Madrid el primer Campeonato de España, donde los Flamencos Amputados Sur lograron proclamarse campeones. Muchos de los jugadores que allí se dieron cita participarán este año en el Campeonato de Europa que se celebrará en Polonia del 12 al 19 de septiembre, con Pacheco como segundo entrenador de la Selección. 

UN DEPORTE EN ALZA. “Yo llego a este deporte a través de un compañero en un instituto en el que daba clase de Educación Física. Él era futbolista amputado y necesitaban un entrenador nacional, así que fui a conocerlos… y de ahí a jugar mundiales”, relata Manuel Pacheco, que actualmente es profesor en el IES Pintor José María Fernández de Antequera. “En España este deporte está empezando porque, por suerte, no hay tantas personas amputadas como en otros lugares del mundo. Países como Turquía, Polonia, Uzbekistán, Sierra Leona… son verdaderas potencias, o países de zonas bélicas donde la medicina no está muy avanzada, países con minas antipersona… hay mucha población amputada y para ellos el deporte es una salida”, explica. 

En España, según nos cuenta el técnico, el deporte rey de amputados es el baloncesto en silla de ruedas, con mucha tradición en nuestro país. “Es más fácil tirar de silla que de muletas. Nuestros jugadores son superdeportistas, porque es un deporte muy exigente, muy físico y muy asimétrico, con movimientos en planos desproporcionados. De todas las modalidades de fútbol adaptado, este es el que más se acerca a la esencia del fútbol”, nos dice. No en vano se ha propuesto como deporte olímpico, y posiblemente tenga presencia en los Juegos Paralímpicos de 2028. 

Foto Javier Coca

TORNEO INTERNACIONAL EN ANTEQUERA. El próximo fin de semana del 12 y 13 de junio podremos disfrutar del fútbol de amputados en Antequera, en lo que será la segunda edición del Onefutbol Weekend Antequera Sur, el torneo anual que organiza el CD Flamencos Amputados Sur con la colaboración de la Diputación de Málaga. En esta ocasión, el equipo andaluz se enfrentará a una fundación de Ghana en los campos anexos al Pabellón Fernando Argüelles. 

“Va a ser un torneo que servirá de intercambio entre Antequera, Andalucía y África. No hay que olvidar que nuestro proyecto es social-deportivo, va más allá de lo que es un equipo de fútbol. Lleva implícito una transmisión de valores como la superación, el esfuerzo, el valor…”, explica Pacheco.  

Un deporte difícil, exigente e inspirador, que demuestra que el ser humano es capaz de sobreponerse a cualquier adversidad. Porque el fútbol es más que un deporte, y una vez que el balón echa a rodar poco importa lo demás. 

Foto Javier Coca