Cómic

¡Alan Moore! 

Por Enrique Machuca
(Antequera, 1970) Comiquero.
Glotón audiovisual. Podcasteo en Sala de Peligro y me encanta
divulgar en el campo del cómic.
Soy @yodigono en Twitter.

Alan Moore (1953, Northampton, Reino Unido) se ha ganado a pulso el apelativo de ser uno de los mejores guionistas de cómic de la Historia, un ejemplo de cómo conseguir fama universal sin salir de la población natal. 

Hijo de una familia de clase trabajadora, Moore asistió a un instituto público para lo que ahora llamamos alumnos de altas capacidades, pero fue expulsado por traficar con LSD. Los siguientes años los pasó en diversos trabajos, incluyendo un matadero de ovejas. Se casó con apenas 21 años y pudo empezar a trabajar de oficinista, pero su empeño era dedicarse a “algo más artístico”, impulsos que satisfacía publicando poesía y relatos en fanzines y revistas, y cómics como la tira Maxwell el Gato Mágico en un periódico local, que escribió y dibujó entre 1979 y 1986 y que abandonó tras un editorial homófobo que publicó el periódico. 

Para entonces su figura era bien conocida en su localidad: 1,90 de estatura, melena y barba rizadas, un vozarrón a juego y una mirada fiera que ocultaba a un gentleman inglés, amable y educado, casi siempre vestido de negro y con los dedos llenos de anillos estrafalarios. Moore pensaba que no dibujaba lo suficientemente bien ni lo suficientemente rápido para ganarse la vida y se concentró en la faceta de guionista. Pronto pudo publicar diversas historias de ciencia ficción en la famosa revista 2000 AD, hogar del Juez Dredd. Moore empezó a destacar por su agudo sentido del humor, su capacidad de crítica social y por su excelente técnica. Moore abandonó la revista tras una disputa por los derechos de propiedad intelectual de una de sus creaciones, La balada de Halo Jones, un irónico relato sobre la vida de una mujer en el siglo 50 que vive en un diminuto piso de protección social en una megaciudad, emigra al espacio y se ve envuelta en una guerra que recuerda mucho a la de Vietnam. 

Moore trabajó para otras editoriales inglesas, como la sucursal de Marvel en Londres, donde escribió Capitán Britania. En sus páginas aparecía por primera vez la denominación de Tierra-616 para el universo principal de Marvel, un nombre que será familiar para los que hayan visto la última película de Doctor Extraño. En otra editorial, Quality, Moore publicó en 1982 Marvelman, tomando un ingenuo superhéroe inglés de los años 60 y dándole un giro oscuro y realista. Por primera vez se veían peleas entre superhéroes causando cientos de muertos y a un superhéroe usando su poder para crear una utopía sin delitos ni enfermedades. Su otra creación de esa época les sonará más a nuestros lectores: V de Vendetta, que relata la lucha contra una dictadura fascista en Inglaterra de un héroe solitario cuya iconografía ha sido usada posteriormente por grupos antisistema. V está basado en Guy Fawkes, un revolucionario católico del siglo XVII que intentó volar el Parlamento inglés para deponer al rey protestante Jacobo I.  

Ambas obras quedaron interrumpidas por el cierre de la editorial, pero serían continuadas en Estados Unidos cuando Moore fue reclutado por la editorial estadounidense DC Comics para reflotar un personaje de terror, la Cosa del Pantano, a punto de ver cerrada su serie. En un solo capítulo Moore transformó lo que era un hombre que se había convertido en una planta en una planta que se creía un hombre, en un ejemplo de algo tan característico en él como la capacidad de tener ideas aparentemente sencillas pero revolucionarias y que a nadie se le habían ocurrido antes. Sus 45 números son un derroche de imaginación y brillante escritura repleta de referencias cultas y escondiendo bajo su fachada de relatos de miedo reflexiones sobre el machismo, el racismo, el fascismo o la ecología.  

Era 1985, Moore tenía 32 años y ya acumulaba al menos tres obras que ya le hubiesen encumbrado como un genio del cómic. Sin embargo, lo mejor estaba por llegar, y llegará en próximas entregas de SOMOS. ¡Continuará!

Para saber más sobre cómics tenéis a vuestra disposición los más de 100 podcasts de Sala de Peligro y su versión web. Síguenos también en redes sociales y Youtube.