Noticias

Antequera suma un desfibrilador más a su espacio cardioprotegido gracias al instalado por la Clínica Dental Bucoral

También ha instalado otro desfibrilador semiautomático en su clínica de Mollina. Podrán ser usados tanto por sus pacientes como por los viandantes en caso de necesidad.

Antequera cuenta con un desfibrilador semiautomático más que se añade a los que ya contaba, sumando más aparatos de este tipo a su espacio cardioprotegido. Se trata del instalado por la Clínica Dental Bucoral, situada en Calle Infante Don Fernando, en sus instalaciones. Además, Este centro ha instalado otro aparato igual en su clínica de Mollina.  Estos desfibriladores podrán ser usados tanto por los pacientes como por los viandantes en caso de necesidad,

Para favorecer una buena actuación en caso de pacientes u otras personas que tengan un paro cardíaco, el equipo de la Clínica Dental Bucoral ha recibido unos cursos homologados para saber cómo actuar ante paradas cardiorrespiratorias. En esta formación, además de informar sobre un manejo rápido y ágil de estas unidades de reanimación, el personal también ha podido aprender a detectar cuándo se produce una parada y cómo atender a la persona afectada antes de la llegada del personal sanitario.

Además, en las entradas se han colocado sendas placas informativas sobre la existencia de estos equipos para que los viandantes también sepan que están junto a un establecimiento cardioprotegido,  pudiendo servir de ayuda a la supervivencia de cualquier vecino o visitante que estén pasando cerca.

“Están tanto a disposición de los pacientes como de cualquier ciudadano que lo pueda necesitar”, ha subrayado este martes la gerente y odontóloga de Clínica Dental Bucoral, María Teresa Bravo, durante la presentación de estos desfibriladores, en la que también han estado presentes el teniente de alcalde delegado de Programas Sociales y Cooperación Ciudadana del Ayuntamiento de Antequera, Alberto Arana, y Elena Bermúdez y Mati Haro en representación de Corazones Solidarios, colectivo que desarrolla un programa que tiene precisamente entre sus objetivos concienciar sobre la importancia de saber actuar en casos de paradas cardiorrespiratorias.

En este sentido, Arana ha agradecido a la clínica su apuesta para convertirse en un espacio cardioprotegido y contar con unos aparatos que pueden salvar vidas: “La cardioprotección no debe ser solamente en edificio públicos o en tótem que hay en la ciudad, sino también instalarlo bien localizado en el centro de la ciudad ayuda a que, en caso de emergencia, puedan utilizarlo”.

Arana también ha destacado la importancia de que el personal de la clínica cuente con formación para saber usar de una forma más ágil los desfibriladores y ha dado a conocer que se incluirá a éste en un listado sobre todos los dispositivos instalados en Antequera y sus pedanías.

Tanto el edil antequerano como desde Corazones Solidarios han instado a otras empresas de la ciudad a que se sumen a esta iniciativa y también cuenten con estos equipos en sus establecimientos. “Mientras más dispositivos haya, mucho mejor”, ha subrayado Elena Bermúdez, vicepresidenta del colectivo.