Referentes

Baldomero Bellido, presidente de Asaja Málaga

Este antequerano está al frente de la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores en Málaga uno de los sectores más importantes de la provincia y que ha pasado, en solo unas semanas, de reivindicar precios justos en el sector a ayudar en las labores de desinfección de espacios urbanos por el COVID. Una labor altruista que compaginan con la actividad profesional pues, como apunta Bellido, “el campo no puede parar”.

¿Cómo se pensó en la idea de la desinfección con maquinaria agrícola?
Cuando comenzó la emergencia sanitaria no dudamos en poner a disposición de las autoridades la maquinaria de todos los socios que quisieran sumarse. Son profesionales que están acostumbrados a sanear y desinfectar en sus cultivos. Se les consultó y todos estuvieron dispuestos a aportar lo que estuviera en sus manos para ayudar. Estamos muy orgulloso de la respuesta que hemos tenido.

¿Cómo os habéis organizado desde Asaja Málaga?
Nosotros hicimos un llamamiento a los socios por comarcas, y ya los pusimos en contacto con cada Ayuntamento para que fuera más efectivo.

¿Hay que realizar algún cambio en la maquinaria para esta tarea?
Más que en la maquinaria, el cambio se tiene que llevar a cabo con los productos que se emplean. No es lo mismo sanear cultivos que las calles. También hay que ser muy cuidadosos en la aplicación, que se tiene que adaptar a la orografía de las localidades.

¿Para qué son utilizados habitualmente estos tractores en las tareas agrícolas?
Para realizar las labores normales de las explotaciones agrarias pudiéndosele enganchar diferentes aperos para cada operación, arados, vibradores de troncos, palas cargadoras, remolques de productos recolectados, y para realizar los tratamientos fitosanitarios atomizadores y para la aplicación de herbicidas cubas y barras de tratamiento, con estos dos últimos aperos es con los que se realizan las operaciones de desinfección en las localidades que lo han requerido.

¿Con qué se desinfecta?
El desinfectante recomendado por las autoridades sanitarias es hipoclorito sódico que si es puro se usa al 0,6% y si es lejía doméstica se usa al 2%

Hace solo unos meses los agricultores con sus tractores salían del campo para reivindicar precios justos, hoy esos mismos tractores desinfectan zonas de Antequera y sus anejos. ¿Se imaginaban algo así?
Desde luego que no lo podíamos imaginar. Nuestro sector ha pasado momentos realmente duros en los últimos tiempos: salimos a pedir lo que nos correspondía, como cualquier otros sector habría hecho. Siempre hemos sido conscientes de lo importante que es la figura del agricultor y el ganadero en la sociedad. Está bien que ahora empiece a verlo todo el mundo. Uno de nuestros lemas durante las protestas era “Si el campo se para la ciudad no come”. Y es una realidad. Fijate que el agrario es uno de los sectores que se han considerado esenciales. Es el momento de aprovechar esa inercia que se ha creado de reconocer la importancia de nuestros agricultores y ganaderos para que realmente cale en la sociedad. Que no caiga en el olvido quienes estuvieron en los peores momentos tanto alimentado a la sociedad como desinfectando las calles, algo que hacemos de manera completamente altruista, por cierto. Y que todos comprendan que se trata de un sector estratégico y que hay que valorar como realmente se merece.

“Más que en la maquinaria, el cambio se tiene que llevar a cabo con los productos que se emplean. No es lo mismo sanear cultivos que las calles”

El sector ha demostrado con esta acción su solidaridad e implicación social
Por supuesto. Somos agricultores y ganaderos. Trabajadores comprometidos con el mundo que les rodea y dispuestos a colaborar en lo que se pueda por el beneficio común.

Además, un sector que no ha parado de trabajar para asegurar el sustento
El campo es un sector que no puede parar. Imagina que te pasas meses sin hacer actualizaciones en tu ordenador o en tu teléfono móvil. Los terminales se volverían locos. Pues algo igual pasaría en el campo si no se actualizara cada día: los cultivos hay que cuidarlos así como los animales. Todo tiene que seguir su ritmo para que siga existiendo.

Se ha escuchado estos días la falta de mano de obra, ¿cómo está la situación en Antequera y la comarca?
Actualmente en nuestra provincia no hemos tenido el caso de falta de mano de obra ya que no hay ninguna gran campaña ahora mismo.

Y los precios ¿cómo se han visto afectados por la crisis del Covid? ¿Se han beneficiado en algo los ganaderos y agricultores?
Los productos no se han encarecido y si han subido de precio ha sido por el mayor coste de recolección y manipulación y procesado, aparte de esto ha habido producciones principalmente ganaderas que se destinaban al canal HORECA (Hoteles Restaurantes y Cafeterías) el cual al cerrar los ha dejado sin posibilidad de comercializarlos con la consiguiente pérdida pues los gastos de la campaña ya estaban pagados y en el caso de la ganadería siguen comiendo todos los días.

“Que no caiga en el olvido quienes estuvieron en los peores momentos tanto alimentado a la sociedad como desinfectando las calles”

¿Cómo está afectando esta crisis sanitaria a la exportación de nuestros productos?
Inicialmente hubo desinformación sobre la forma de transportarlos y una vez aclarado, los propios transportistas se sometían a riesgo al no poder ni pararse a comer pues todo estaba cerrado. La verdad es que se está haciendo pero de forma mucho más complicada, incluso algunos destinos han cerrado fronteras sobre todo por provenir de España que no tiene muy buen cartel en su control de la situación sanitaria ante eel exterior.

 

¿Cambiará esta situación la manera de comercializar fuera de nuestras fronteras los productos ganaderos y agrícolas?
Por supuesto, habrá que adaptarse a las nuevas normas y que están sean claras para la seguridad de las personas dedicadas al transporte. Aparte de esto nos tendremos que adaptar a las nuevas tendencias de consumo y necesitamos tener toda la información porque la forma de cultivar y los cultivos tiene que ir adaptándose a las nuevas necesidades de consumo para no crear problemas en el mercado.

Y en la seguridad alimentaria, ¿cómo ha influido?
El sector está muy acostumbrado con las normas de seguridad alimentaria por lo que no ha sido gran problema añadir algunos protocolos más a este sector.

Se anunció la llegada de las ayudas de la PAC, ¿se han recibido?
Se ha anunciado su adelanto como en otras ocasiones a la primera fecha que se pueden abonar por normativa que es el 16 de octubre y el importe a adelantar va a ser hasta el 70% en el caso de la PAC y del 85% en el caso de ayudas agroambientales.

Se anunció también la ampliación de plazo de ayuda única pero ¿temen que esta crisis también económica afecte a este tipo de ayudas comunitarias?
Estamos inmersos en plana negociación del presupuesto de la PAC previa a la aplicación de la nueva reforma pero ya se habían concretado las reducciones que se iban a plantear. La tramitación se ha ampliado en plazo y en este plazo estamos realizando la tramitación vía telefónica con nuestros socios, lo cual están agradeciendo en gran medida pues les evita tener que desplazarse y exponerse a contagios. En breve esperamos poder para a tramitarlas de forma presencial pero cuando todas las medidas de protección estén garantizadas y adoptando nuevas medidas de protección individual. ASAJA Malaga tramita más del 40% de las ayudas de la Provincia y queremos lanzar un mensaje tranquilizador de que va a dar tiempo suficiente para tramitarlas en plazo.

Cada mayo hacen la Asamblea de Socios, ¿está aplazada o se hará más adelante?
Estatutariamente la tenemos que celebrar dentro de los 6 primeros meses del año y con toda seguridad se va a convocar en este plazo, pero con total seguridad no la vamos a poder realizar de esta forma tan multitudinaria, La Asamblea quedará convocada pero se puede aplazar su celebración hasta que la situación lo permita.

El día que se convoque, ¿cuál cree que serían los interrogantes más importantes a tratar o qué es lo que más preocupa al sector a medio y largo plazo?
La verdad es que nuestro sector es muy cambiante en el tiempo y en cada fecha nos afecta un tema concreto, por eso queremos celebrarla cuando haya más información sobre los protocolos que esperamos que se estén realizando para el desarrollo de nuestra actividad en el futuro aunque la verdad, la administración no se ha reunido con nosotros para consultar cómo van a ser estos protocolos, en los cuales tenemos bastante que asesorar por la experiencia que ya llevamos acumulada en este periodo de confinamiento.

Un mensaje para el sector en Málaga.
El sector agrario ha demostrado su valía y su importancia en esta situación, algo que ya veníamos reivindicando desde primero de año. Por mi parte no tengo más que aplaudir por la labor y la sensatez que están demostrando las personas de este sector y nuestra labor ahora es ponerla de manifiesto ante las autoridades para que no tengamos que volver a reivindicarlo en la calle. Es un sector fuerte, solidario y estratégico que no se puede desmantelar legislando en su contra. Se ha avanzado mucho y los problemas que existen tienen solución si todos, sector, administración y sociedad remamos en la misma dirección.