Eventos

Cantando bajo la lluvia

 

Ni siquiera el agua pudo con el quinto Festival 70&80 de El Cortijo Lounge, que puso el broche final a la temporada con cuatro conciertos cargados de nostalgia

Un año más, El Cortijo cerró la temporada por todo lo alto. La tarde comenzaba mirando al cielo, esperando que las previsiones más pesimistas no se cumplieran. Quedaban muchas horas de música en directo, y centenares de personas se habían congregado allí para disfrutarlas.

Los primeros en subir al escenario fueron los alhaurinos de Alejados, que abrieron el festival con un directo muy fino. Finísimo, como siempre. Todo ello con un equipo de luces y sonido espectacular, como acostumbra últimamente El Cortijo en sus grandes eventos.

Una puesta en escena que engrandece aún más este festival, que ha cumplido ya un lustro y se afianza cada año como la última fiesta del verano en el mes de octubre. Y es que nos resistimos a abandonarlo.

Con los últimos rayos de sol comenzaba el concierto de una de las mejores bandas de versiones de la escena malagueña: la Free Soul Band, fijos desde hace cuatro años en la programación de esta fiesta.

Comandados por la incombustible Suzette Moncrief, los malagueños volvieron a derrochar soul interpretando verdaderos clásicos de genios como James Brown o Tina Turner. Más de veinte años sobre el escenario y siguen sorprendiendo en cada concierto, demostrando que su idilio con El Cortijo sigue más vivo que nunca.

Y ya caída la noche llegaron Los Pacos, la banda “residente”, la antequerana, los que tocan en El Cortijo como en el salón de su casa. Y la liaron de nuevo. Como siempre. Pero esta vez con un valor añadido. Cuando se cumplía una hora de concierto… llegó la lluvia.

Y siguieron tocando, y la gente no se iba, y la noche se convirtió en una fiesta de agua y confeti.

La organización reaccionó y activó el Plan B: montar un escenario improvisado en la carpa. El dj antequerano Doublep hacía tiempo mientras se instalaban los cordobeses Planeta 80, con un público ya entregado, para un fin de fiesta espectacular. Con el himno de Queen Bohemian Rhapsody terminaba un festival que, sin duda, será recordado.

 

Fotografía: Rafa García