Gestores

Cómo ahorrar en tu declaración de la renta

Por Sara Martín, Gestor Administrativo y Manuel Martín, Graduado Social.

Queda poco para terminar 2019. Si eres contribuyente todavía estás a tiempo de obtener algún ahorro fiscal. ¿Cómo? Con estos consejos y medidas que podéis poner en práctica.

Eso sí, hay que hacerlo antes de que lleguen las campanadas y digamos adiós a este 2019. Nuestro objetivo: aminorar el tan temido IRPF que deberemos pagar a Hacienda. ¡Vamos allá!

1. Lo primero que tienes que hacer es hacer memoria. Recuerda las rentas obtenidas este año por el trabajo, actividades económicas o arrendamientos, y si has transmitido bienes o derechos, has donado bienes o dinero o si obtuviste alguna ayuda o subvención.

2. Piensa si puedes tomar alguna iniciativa para reducir tu factura fiscal.

3. Recuerda que aunque no tengas la obligación de presentar la declaración, puede que te interese hacerlo si el resultado de ésta es a devolver; es decir, a tu favor.

¿Qué rentas no tributan? Hay que estar atentos a estos tipos, sin duda las más destacadas son:

– La prestación por maternidad. Si ya se incluyeron en ejercicios no prescritos, recuerda que podrás solicitar la rectificación y la devolución de los ingresos indebidos en el formulario que encuentras en la web de la AEAT.

– En caso de despido y de indemnización obligatoria, esta no tributará hasta el límite de 180.000 euros, pero con la obligación de desvincularse de la empresa durante, al menos, los tres años siguientes.

– Las prestaciones por desempleo en forma de pago único también implican su exención del IRPF, pero solo si este dinero se destina a emprender un trabajo por cuenta propia o si el contribuyente entra a formar parte de una cooperativa de trabajo asociado o una sociedad laboral.

Por el contrario, otra de las posibilidades a la que más se acogen muchos trabajadores es estudiar con su empresa si es posible cambiar el salario en metálico por retribuciones en especie. Éstas están exentas de tributación y podrían ser vales de comida, seguro de salud, cheque de transporte o servicio de guardería, entre otros.

– Si has trabajado en el extranjero es posible que las remuneraciones percibidas por ello estén exentas, debes consultarlo.

– También está exenta la ganancia patrimonial por transmitir la vivienda habitual en los mayores de 65 años.

– Las aportaciones a tu plan de pensiones. Puedes hacer aportaciones a los planes de pensiones o a los planes de previsión asegurados, hasta los 8.000 euros. También reducen las aportaciones a planes del cónyuge hasta 2.500 euros. A pesar de ello, te aconsejamos analizar con tu gestor el coste de rescatar tu Plan de Pensiones, ya que puede interesarte hacerlo en forma de capital o en forma de renta.

Aplicar la deducción por compra de vivienda. Si compraste tu vivienda habitual antes del 1 de enero de 2013, puedes deducirte hasta el 15 por ciento de las cantidades invertidas en el pago de la misma, con un límite de inversión de 9.040 euros.

ATENCIÓN. El 2018 vino con novedades en deducciones. La más pronunciada, la deducción por maternidad, por gastos de custodia en guardería y las deducciones por familia numerosa o personas con discapacidad a cargo, que pueden suponer hasta 1.000 y 1.200 euros, respectivamente.

IMPORTANTE. Tampoco olvides comprobar si tienes derecho a alguna deducción autonómica, ya que estas no suelen aparecer en el borrador facilitado por la Agencia Tributaria.

Para ello, lo mejor es siempre el trabajo experto. Tu gestor aplicará éstos y otros conceptos para llegar a nuestro objetivo: optimizar al máximo cada declaración.

Feliz fin de año. Volvemos a encontrarnos el año que viene en #SOMOSgestores.

 

GRUPO MARDOS Gestoría Administrativa.
C/ Alameda de Andalucía, 17, 1º-D. Antequera
Teléfono 952 70 26 45; Fax 952 73 98 55
www.grupomardos.com
Facebook: Gestoria – Grupo Mardos
Twitter: @GrupoMardos