Plan de fuga

Descubre la Comarca

Patrimonio, naturaleza y cultura se unen en el interior de la provincia de Málaga. Aquí se encuentra la comarca de Antequera, junto a la zona Nororiental de Málaga y Guadalteba, sin duda un territorio para descubrir

De la Fuente Vieja de Villanueva del Rosario a la Fuente de los Cien Caños de Villanueva del Trabuco; de la tumba de ‘El Tempranillo’ en Alameda al Cementerio de Casabermeja, la zona norte de la provincia de Málaga cuenta con un extenso patrimonio monumental, cultural y natural que la convierten en uno de los destinos más atractivos del sur de España.

¿Conoces la comarca de Antequera? Te proponemos varios puntos de interés que no te puedes perder.

Si hay un municipio que destaca, junto a Antequera, por la riqueza de sus monumentos, ese es Archidona. Su Castillo-Mezquita -actual ermita de la Virgen de Gracia- da buena cuenta de ello, aunque, sin duda, la joya de la corona es su Plaza Ochavada, del siglo XVIII, Primera Maravilla de la Provincia de Málaga, una mezcla entre el urbanismo francés y la tradición mudéjar. Es una de las plazas más bellas de España, con una construcción octogonal sin fachadas externas, un inmenso patio cerrado dentro del concepto de tradición islámica de reservar los encantos para el interior.

Si te gusta pasear por el casco urbano, también puedes visitar el de Campillos, una combinación de casas señoriales y modernos edificios. O el de Teba, con un trazado andaluz que recoge una serie de palacetes y viviendas señoriales, como la portada de la casa de la emperatriz Eugenia de Montijo o el palacete del Marqués de Greñina.

Si lo que buscas es naturaleza, la comarca de Antequera cuenta con un patrimonio envidiable, y no solo por El Torcal. Existe otro lugar muy importante que aspira a convertirse en Patrimonio Mundial de la UNESCO. Seguro que has oído hablar del Caminito del Rey, un paso construido en las paredes del desfiladero de los Gaitanes, entre los términos municipales de Ardales, Álora y Antequera. Cuenta con una pasarela peatonal de más de tres kilómetros adosada a la roca en el interior de un cañón, con tramos de una anchura de apenas un metro, colgando hasta 105 metros de altura sobre el río, en unas paredes casi verticales. Toda una aventura que, tras su rehabilitación en 2015, se ha convertido en uno de los destinos más visitados de la provincia, despertando una gran expectación.

No podemos olvidar otra de las joyas naturales que nos da la comarca: la Laguna de Fuente de Piedra, la zona más importante para la reproducción del flamenco rosa en la Península Ibérica. Es la segunda Reserva Natural más importante de Europa, con un entorno maravilloso en el que disfrutar del turismo ornitológico.

Para los amantes del senderismo, proponemos las seis rutas que recorren el entorno paisajístico de Campillos, seis senderos de diferente distancia y dificultad: la ruta de las cinco lagunas, la de la laguna salada, las etapas 18 y 19 de la Gran Senda de Málaga, la ruta laguna Dulce-Lobón y la ruta eólica sendero del viento.

Eso sí, si te gustan las emociones fuertes, te invitamos a lanzarte a volar sin motor durante 150 kilómetros por el Valle de Abdalajís, la capital del parapente. O a practicar rafting en Cuevas de San Marcos, en un descenso por el Genil muy parecido al del Sella pero aún muy virgen, sin masificar.

¿Y si queremos visitar un museo? Te recomendamos dos muy particulares: el Museo Internacional de Arte Belenista de Mollina -el más grande del mundo, con más de 70 belenes artísticos y cerca de 2.000 figuras exclusivas- y el Museo Berrocal en Villanueva de Algaidas, un conjunto museológico en torno a la obra de Miguel Ortíz Berrocal, uno de los más brillantes escultores españoles de las últimas décadas y que en estas semanas ha expuesto parte de su obra en el Museo de la Aduana de Málaga.

La gastronomía, cómo no, es otro de los puntos fuertes de la comarca. Tenemos de todo. Pero nos gustaría destacar un producto por su originalidad: la zanahoria morá, un producto muy peculiar por su color morado y sus propiedades exóticas que es exclusivo de la localidad de Cuevas Bajas. Sorprende su tamaño, más grande que las zanahorias habituales -casi el doble-, y por supuesto su color violáceo, que recuerda un poco a la remolacha. Actualmente se realizan productos muy originales con esta hortaliza, como snacks, vinagre balsámico, mermelada, molletes e incluso caviar.

¿Y para beber? Nada mejor que el vino que se hace en Mollina, con Denominación de Origen Sierras de Málaga y Málaga, que cuenta con importantes reconocimientos a nivel nacional e internacional. Cada mes de septiembre, además, el municipio celebra su Feria de la Vendimia, momento ideal para su degustación.

Porque las fiestas, claro, son el momento ideal para visitar los municipios de la comarca. La Feria del Jamón de Campillos, la del Queso de Teba, la del Espárrago de Sierra de Yeguas, la de la Cabra Malagueña en Casabermeja… Y en febrero, no te puedes perder el Carnaval de Humilladero, uno de los más espectaculares de España.

Fiestas y festivales, que también los hay. Como Archidona Cinema, que se celebra cada mes de octubre para la difusión y promoción del cine andaluz. O el Festival de Verdiales de Villanueva de la Concepción, en agosto, el más antiguo de la provincia. Incluso podemos destacar la recreación histórica de la muerte de José María ‘El Tempranillo’ en Alameda, en el mes de septiembre.

Aunque uno de los acontecimientos más singulares de la comarca es el Festival Internacional de Cante de Poetas, que se celebra a finales de julio en Villanueva de Tapia, y es un referente internacional de la improvisación oral, con artistas de poesía improvisada que vienen de Latinoamérica, Europa y el resto del mundo.

No hay duda de que vivimos en un entorno privilegiado. Eso ya lo sabíamos, pero… una vez has llegado hasta aquí, ¿conoces la comarca? ¡Atrévete a descubrirla!