Música

Duerme Simón. Una explosión estelar

Foto: Alejandra López

Duerme Simón es una banda afincada en Madrid, formada por la antequerana Virginia Montaño y el gaditano Álvaro Molinillo. Acaban de publicar Supernova, una explosión que navega entre la electrónica, el pop, el ambient y la psicodelia.

“Una Supernova es una explosión estelar que se produce tras la muerte de una estrella. Es la explosión más grande que los humanos hayan visto. Cada explosión es la explosión extremadamente brillante y súper poderosa de una estrella”. Podríamos quedarnos simplemente con la explicación científica, pero iremos más allá: Supernova es el nuevo trabajo de estudio de Duerme Simón, una explosión de sonidos tras el fin de una etapa, un fenómeno que se expande sin que existan límites que lo controlen.

La historia de Duerme Simón se entiende como una búsqueda constante de una identidad. Es la historia de Virginia Montaño (Antequera, 1986) y Álvaro Molinillo ‘Moli’ (El Puerto de Santa María, 1986), una pareja de músicos afincada en Madrid desde 2013. Ella, antequerana, es licenciada en Historia y Ciencias de la Música y actualmente se gana la vida como profesora de piano. Él, gaditano, además de un genio con la guitarra y un freak de las distorsiones es ingeniero informático.

Foto: Alejandra López

La vida de Virginia siempre ha estado ligada a la música. Desde muy pequeña comenzó sus estudios de piano en el Conservatorio de Antequera, que compaginaba con Magisterio en María Inmaculada tras su etapa en La Salle. A finales de 2012 se marchó a Madrid para reencontrarse consigo misma… y encontró a Moli. Juntos formaron Duerme Simón, una banda de pop-rock experimental acompañados por Josh Hannaby y Uriel Morales.

En 2016 lanzaban su primer disco, Bendita Valentía, producido por Txarlie Solano (Mäbu) en Estudio Uno de Madrid. Las ganas, la inexperiencia, o simplemente el destino hizo que, tras una gira por varias salas de la geografía española, Duerme Simón se replanteara seriamente el futuro. Una pausa necesaria para definirse, para buscar en sus orígenes y ver hacia dónde querían llegar.

El final de una estrella que acaba en explosión y expande toda su energía de golpe, brillante, hacia el universo. Una Supernova de sonidos.

Y así es como han vuelto, dos años después, esta vez como dúo y para quedarse. El pasado mes de octubre estrenaban Supernova, su segundo trabajo de estudio, un disco mucho más personal, experimental, una obra que han ido cocinando a fuego lento y como si de un puzzle se tratara, descubriendo sus piezas a la vez que iban probando, investigando, superponiendo pistas, efectos, atmósferas, riffs, melodías, sintetizadores.

Bajo la influencia de Vetusta Morla, Rufus T. Firefly, Tame Impala o Arctic Monkeys, Duerme Simón se ha dejado llevar por la electrónica para construir un estilo propio que navega sin pudor entre el pop, el ambient o la psicodelia.

Grabado junto a Omar Carrascosa en OMC Estudios, Supernova se salta las reglas marcadas por la industria y crea un nuevo camino musical. Aunque cada canción cuente una historia distinta, sus diez canciones siguen un hilo conductor: la lucha por ser uno mismo sin importar la opinión ajena, siguiendo un camino y una meta claros. Su primer single, La Ingravidez, cuenta con un videoclip grabado por la realizadora Ana Nevado.

Foto: Antonio Montesinos

Definidos por la crítica como pop atmosférico, asumen que la música que crean es para disfrutar en la intimidad y explotar en el directo. Y eso es lo que esperan ahora, tras dos años de parón: explotar. Ya lo hicieron en Madrid, en la sala El perro de la parte de atrás del coche, en Malasaña, y lo volvieron a hacer en la Milwaukee de El Puerto de Santa María.

El día 18 lo harán en El refugio del poeta, en Elche, y el 29 de febrero volverán a Madrid, esta vez en Contraclub. Para verlos por aquí tendremos que esperar al 6 de marzo, en Málaga, en The Hall, a la espera de algún concierto en Antequera que se está fraguando. Porque las explosiones son así, caóticas e inesperadas, pero cuando llegan… suenan fuerte.

La vida de Virginia siempre ha estado ligada a la música

Desde muy pequeña comenzó sus estudios de piano en el Conservatorio de Antequera, que compaginaba con Magisterio en María Inmaculada tras su etapa en La Salle. A finales de 2012 se marchó a Madrid para reencontrarse consigo misma… y encontró a ‘Moli’. Juntos formaron Duerme Simón, una banda de pop-rock experimental.