Cómic

El maravilloso mundo del manga

Por Enrique Machuca
(Antequera, 1970) Comiquero.
Glotón audiovisual. Podcasteo en Sala de Peligro y me encanta
divulgar en el campo del cómic.
Soy @yodigono en Twitter.

¿Qué es el manga? El manga es el cómic japonés. Fin del artículo. 

Bueno, no, claro. Hay mucha tela que cortar, siendo el manga, como es, una de las tres patas del mercado mundial del cómic junto al norteamericano y el europeo. Con un 25% del mercado editorial español, el manga es el tipo de cómic más popular entre los niños y adolescentes y el que más incomprensión suscita entre los adultos.  

Aunque hay precedentes del manga en los 150 años anteriores a la II Guerra Mundial, el manga surge en el Japón destruido tras el conflicto y necesitado de un medio de entretenimiento masivo y barato para una población desmoralizada. En 1947 un joven estudiante de Medicina, Osamu Tezuka (1928-1989), publicaba La nueva isla del Tesoro, que de manera inesperada vendió 800.000 ejemplares. Esa obra fundó el manga moderno y una industria millonaria. 

Si Jack Kirby era el Rey de los Cómics, Tezuka fue bautizado como el Dios del Manga. Aunque su vida y obra merecerían artículo aparte nos quedaremos con el hecho de que él definió las principales características del tebeo japonés, a saber: 

Historias-río. La mayoría de mangas relatan historias que ocupan cientos y cientos de páginas. Primero se publican en capítulos en revistas de centenares de miles de ejemplares de tirada, en blanco y negro y con un papel de escasa calidad y aquellas que suscitan mayor entusiamo entre los fans (otakus los llaman allí), son reeditadas en tomos.  

Temáticas variadas. Hay mangas de todo tipo: de aventuras, deportivos, de cocina, costumbristas, históricos, de ciencia ficción, románticos… y para todos los sexos y edades. No hay temática, por descabellada que parezca, que no tenga su manga asociado. 

Traslación al anime. También Tezuka fue pionero adaptando sus mangas a la animación. Muchas historias manga han tenido su versión animada. Si tenemos en cuenta que hay mangas para todos los temas y edades, tenemos que borrar ese prejuicio de que los dibujos animados son para niños y aceptar que los hay que tienen otro público. 

Narrativa descomprimida. El cómic japonés se toma su tiempo para contar sus historias. Partidos de fútbol que ocupan cientos de páginas, o monólogos interiores que durarían unos segundos pero se extienden durante páginas y páginas son de lo más común, herencia de formas narrativas tradicionales como el teatro kabuki. 

No hay color. El Japón arruinado de posguerra no podía permitirse ediciones a color. Lo que era un imperativo económico se convirtió en otra seña de identidad, así que, salvo algunas páginas esporádicas, el manga es en blanco y negro. 

Sentido de lectura oriental. El manga se lee igual que escribe: de derecha a izquierda y de arriba a abajo. Aunque al principio las ediciones españolas volteaban las páginas para adaptarlas a nuestro modo de lectura, (lo cual ocasionaba que la mayoría de personajes se convirtieran en zurdos) hoy en día se publican como el original, lo que obliga al lector a un pequeño esfuerzo de adaptación. 

Emociones desaforadas. En el manga todo es exagerado, incluyendo los comportamientos y reacciones de sus personajes, que contrastan enormemente con el estoicismo de los japoneses, casi como si mediante estas historias canalizaran todos los sentimientos que su sociedad no les permite expresar. 

Dibujo caricaturesco, fondos realistas. Aunque hay muchos dibujantes que cultivan un estilo realista, Tezuka estableció un estilo en el que incluso historias dramáticas se podían contar mediante un estilo caricaturesco, dejando el realismo para unos fondos que en ocasiones rozan el preciosismo.  Lo cual nos lleva a… 

Ojos enormes. Tezuka se inspiró en las películas Disney para forjar su estilo y exageró los ya de por sí grandes ojos de los personajes americanos. La legión de discípulos de Tezuka imitó este manierismo hasta convertirlo en sinónimo del manga. 

Hay centenares de obras apreciables en el manga, pero eso será tema para otra ocasión. Al menos espero que este artículo ayude a ver este tipo de cómic con otros ojos. Ojos de personaje manga.

Para saber más sobre cómics tenéis a vuestra disposición los más de 80 podcasts de Sala de Peligro y su versión web. Síguenos también en redes sociales y Youtube.