Referentes

En busca de la Antequera Oculta. Miguel Ángel Varo

“La Carnicería de los Moros también sería un sitio ideal… y menos visto”. Y así, de repente, recordamos que en Antequera, a los incontables vestigios con los que cuenta, hay que añadir los restos de estas termas. Y es que la pasión de Miguel Ángel Varo no es otra que sacar a la luz y dar a conocer esa otra ciudad, la que permanece más oculta y no suele encontrarse en los libros de historia. Una labor que lleva años desarrollando y que ahora conocen muchísimas más personas gracias a “La película perdida de Antequera”. 

Miguel Ángel, llevas años recorriendo Antequera y desvelando sus secretos, ¿de dónde nace este interés? 

Este interés nace, fundamentalmente, de mi amor por la naturaleza, el senderismo y las rutas. Eso me llevó a comprobar que tenemos muchos vestigios del pasado, patrimonio y yacimientos arqueológicos que se encuentran abandonados y no se conocen, por ello un día decidí hacerlos públicos y veo que, efectivamente, hay mucha gente que desconocía este otro patrimonio cultural, monumental y natural.  

Es mucho más que un pasatiempo, requiere mucha pasión también. ¿Cómo se conjuga eso con tu vida privada y profesional? 

Es algo que hago como un hobby. En mis días y horas libres, en lugar de ir a otros sitios, salgo a la naturaleza. Tenemos muchísima suerte de vivir en un lugar como Antequera, con el mayor número de BIC (Bien de Interés Cultural) de la provincia de Málaga y con una maravilla como es El Torcal de Antequera, Patrimonio de la Humanidad. Y, además de todo esto, cuenta con muchísimo patrimonio escondido, como las Cuevas de Corbachón, por ejemplo. Son unos hipogeos excavados en la roca pero de los que no se conoce el periodo, ya que no se ha hecho ninguna excavación, aunque podrían ser del siglo I. Eran eremitorios de antiguos santones, en los principios de la religión cristiana, aunque parece que también hubo un santón musulmán en esas cuevas.  

Aunque conocemos mucho, parece que todavía queda bastante por saber de Antequera. ¿Cuenta aún con muchos secretos? 

Por supuesto, conocemos los BIC y mucho otro patrimonio que no está catalogado como tal, pero Antequera todavía guarda muchos secretos. Por ejemplo, en las ruinas de la gran Singilia Barba existe una galería secreta –de la que me habla un hombre que trabajó en el cortijo que se encuentra al lado– que me costó mucho encontrar. Y como eso, hay mucho que está oculto y está esperando a ser excavado y dado a conocer.  

¿Y cómo llegas a encontrar o saber de estos lugares? 

Fundamentalmente lo hago a través de las charlas con los vecinos, sobre todo con las personas mayores, que son una gran fuente de sabiduría, y por los textos antiguos. También me gusta usar mucho una herramienta como Google Earth, donde se puede ver Antequera desde el satélite y comprobar que existen algunos perfiles o relieves que no son naturales, pero que sobresalen mucho y a los que nadie ha echado cuentas. Gracias a ello podemos ver nacimientos de agua, ruinas que podrían pasar desapercibidas, antiguas columnas, ruedas de molino, etc. Una gran variedad de ruinas y vestigios que están salpicados por nuestro entorno.  

Y un día decides dar a conocer todo esto y reflejarlo en tu canal de Youtube ‘Antequera Oculta’. ¿Cómo nace esta idea? 

Todo empezó con los estados de WhatsApp. Comencé a poner fotos de mis rutas y mis contactos comenzaron a preguntarme si eso estaba en Antequera, qué era y cómo se encontraba. Ahí me di cuenta del desconocimiento que tenemos de esa otra historia y ese otro patrimonio del que nadie nos habló y que, en gran parte, se encuentra oculto. También me animó el catedrático de Prehistoria de la Universidad de Sevilla, Leonardo García Sanjuán, que tras una ruta me animó a que lo diese a conocer.  

La intención de este canal no es otra que divulgar la riqueza de nuestro municipio y que, quien tenga interés en conocerlo, no le pase como me pasaba a mí, que intentaba encontrar información de algo que no estuviese catalogado y encontraba poco o nada. Por ello se trata de un canal totalmente abierto, que no está monetizado. Yo no gano nada con él, es solo un hobby y mi objetivo es que lo vean.  

Tres años después Antequera Oculta cuenta con más de 1.300 suscriptores y 77.000 visualizaciones, y sigue subiendo. Cuenta con más de 70 vídeos de temática que va desde El Torcal o los Dólmenes hasta las trincheras de la Guerra Civil… 

Una de estas trincheras sí que tenía conocimiento de que estaba en El Torcal, pero otra fue vista, precisamente, desde el satélite. Decidí mostrarlas porque son parte de nuestra historia más reciente y no pueden quedar olvidadas. La gran mayoría de los suscriptores de mi canal son antequeranos, aunque también me siguen desde otras partes del mundo. Fundamentalmente hijos de emigrantes que quieren conocer la Antequera de sus padres, y mi canal les abre esa ventana. 

Otra parte importante es la que dedicas a las personas. Personajes más o menos conocidos a los que recuerdas y perpetúas su memoria. ¿Cómo llegas a esas historias? 

La tradición oral es riquísima. Gran parte de la información de todo este patrimonio oculto puedes conocerlo hablando con la gente, sobre todo con las personas mayores, porque no se encuentra en archivos o bibliotecas. A algunas de estas personas también intento darlas a conocer. Son personas anónimas pero que cuentan con mucho conocimiento y capacidad de memoria. Al final, esto también es nuestra memoria, nuestra historia.  

Ha marcado un hito un vídeo que se publicaba hace solo unos días con la que has llamado ‘Película perdida de Antequera’, háblanos de ella. 

Hoy día, lo que cuenta la película es lo de menos, lo importante son las imágenes que podemos ver en ella de una Antequera totalmente desconocida. Trata sobe la Guerra Civil en España y la dominación republicana de Antequera, pero que cuenta con el apoyo del pueblo. La cinta muestra imágenes muy polémicas para la fecha –debemos tener en cuenta que se rodó en plena dictadura– con simbología muy de izquierdas: banderas del Partido Comunista en la plaza de San Sebastián, fusilamientos a curas y terratenientes, etc. Por ello, no pasó la censura de la época y no se vio en España, aunque sí se pudo ver en Alemania y Estados Unidos.  

¿Cómo sabes de esta película? 

Encontré esta película gracias a El Torcal. Durante el confinamiento del pasado marzo de 2020 decidí preparar un vídeo sobre los rodajes llevados a cabo en El Torcal, ya que había controversia con algunos que se atribuían a este espacio y no lo eran, y realicé una investigación sobre ellos. De ahí nació el vídeo de ‘Rodajes Torcaleños’. Para hacer este vídeo yo había hablado con muchas personas que trabajaron en las películas, fundamentalmente en La quebrada del diablo o Furia de Titanes, y me habían hablado de otra película que se había rodado en Antequera pero no eran capaces de darme una fecha exacta, solo que era sobre los años 50. Tampoco recordaban haberla visto después en el cine pese a haberse rodado y no sabían el título. Con esta poca información, encuentro que una productora alemana había rodado una película que se llamaba Mientras yo viva o Mientras viva, pero este título me llevaba a una del año 47 que no tenía nada que ver.  

¿Y cómo la consigues? 

Al publicar ‘Rodajes Torcaleños’ una persona de Alemania, hijo de emigrantes y que sigue mi canal, me comentó que me faltaba una película y que él tiene una copia en VHS, aunque está sin sonido y con mala calidad de vídeo. Sin embargo, eso me permite conocer aspectos como el reparto, el director, etc, y veo que no se llegó a estrenar en España. Más tarde, consigo una copia con mejor calidad en DVD, y me veo en la obligación de darla a conocer.  

La defines como una “incunable”, un “verdadero tesoro”, ¿por qué es tan valiosa? 

La primera vez que la vi me di cuenta de que estábamos ante un incunable de la ciudad de Antequera ya que estamos viendo una ciudad desconocida, totalmente llana a excepción de iglesias y casas palaciegas, zonas que todavía no se habían urbanizado como Veracruz –donde solo se ve la ermita y el depósito de agua–, el pinar de Torre Hacho sin los pinos de repoblación, la vista desde la Puerta de Granada hasta la Peña de los Enamorados sin el Polígono Industrial, Santa María y el Arco de los Gigantes en el estado en el que se encontraban en los 50… También se puede ver la ermita de la Virgen de la Cabeza, en el Cerro de San Cristóbal, de la que no se tenían imágenes.  

Además, cuenta con una importante carga sentimental, ya que se contrataron a más de 250 extras a los que se pagaba 25 pesetas y un vale de comida. Muchas de estas personas salen en primer plano, por lo que ahora sus hijos, nietos o ellos mismos se han podido ver en la película, debemos tener en cuenta que muchos de estos extras eran entonces niños que ahora tienen 70 u 80 años. Entre estos personajes, he destacado al Padre Pimienta, un señor que vendía especias en el Mercado de Abastos y que fue contratado para hacer de cura en la película. Durante el mes de rodaje, se paseó por la ciudad vestido con la sotana, con lo que se le puso el mote de “Padre Pimienta”.  

Y ahora que ha salido a la luz, ¿qué va a pasar con ella? 

Ahora es totalmente pública. Ojalá las instituciones pudiesen hacerse con el archivo y hacer que se doblase al español, incluso hacer algún estreno en la Plaza de Toros o Cine Torcal, cuando la pandemia haya pasado. 

¿Cuál es el próximo objetivo? ¿A qué estás extendiendo tu mano para ayudarle a salir a la luz? 

Confieso que debería centrarme más en algún proyecto y no abrir tanto el abanico. Ahora llevo cuatro o cinco a la vez. Quiero dar a conocer a un ermitaño que vive en El Torcal con 89 años y que es una fuente de sabiduría increíble con una historia muy bonita. También hablaré de alguna ruina que no está catalogada y que es muy importante; de esa Antequera subterránea que está olvidada y algunos proyectos más sobre El Torcal. Hace poco hice una lista y me salían unos 35 o 40 vídeos que me gustaría hacer, así que tengo trabajo para rato.  

También me gustaría llevar a cabo un proyecto muy bonito para recoger las vivencias de las personas mayores de Antequera en una especie de Arca de la Memoria, aunque para ello necesitaría el apoyo de las administraciones. 

LA PELÍCULA PERDIDA DE ANTEQUERA.  

En su canal de Youtube puedes ver el vídeo y la película completa.