Música

La clásica ocupa su sitio 

A mediados de 2021 ofrecía su primer recital la Orquesta de Cámara “Eugenio de Cantos”. Comenzaba así la andadura oficial de esta apuesta por la música de la Real Academia de Nobles Artes de Antequera y Margarita Bolós Faraboschi. El pasado domingo 29 de mayo ofreció su concierto de primavera en el que se incluyeron algunas de las piezas rescatadas por su directora gracias a su labor de investigación. La calidad y el amor por la música en estado puro. 

La idea nació en 2018, pero no fue hasta 2020 y en plena pandemia cuando comenzó a ponerse en marcha. Entonces dos violinistas y una chelista, junto a la que es su directora, Margarita Bolós Faraboschi, comenzaron lo que hoy es la Orquesta de Cámara “Eugenio de Cantos”, que cuenta en la actualidad con una decena de miembros. Auspiciada por la Real Academia de Nobles Artes de Antequera, y contando con el apoyo del Ayuntamiento de Antequera, ofreció su primer concierto a mediados del 2021 y el pasado domingo 29 de mayo ofrecieron el último recital hasta la fecha.  

Se trata de una orquesta de cámara de cuerda formada por músicos de diferente procedencia –una de las integrantes incluso vive en la actualidad en Cuenca–, algunos de ellos profesionales, pero la mayoría estudiantes del Conservatorio de Antequera o de otros lugares, todos ellos muy jóvenes. “Les veo evolucionar a pasos agigantados”, nos cuenta Margarita Bolós, que señala la importancia de que estos jóvenes tengan un espacio en el que tocar en conjunto, así como la implicación altruista de todos ellos en el proyecto. 

Todo en esta orquesta de cámara es un homenaje a la música clásica y la historia musical antequerana, desde su propio nombre, Eugenio de Cantos, hasta su repertorio. “Antequera le debía este homenaje a Eugenio de Cantos, era obligado. Los músicos le debemos mucho a la herencia que nos dejó”, nos cuenta su directora.  

Una parte esencial de la Orquesta es el trabajo que realiza Margarita Bolós, no solo como directora de la misma, sino como investigadora. Gracias a él se han rescatado de los fondos musicales del Archivo Histórico Municipal piezas que nunca se habían escuchado o hacía siglos que no se hacía y que ahora esta orquesta ofrece en sus recitales, transcritas y adaptadas por la propia Margarita, y que se mezclan con otras más conocidas. Es el caso de algunas piezas de Murguía que se pudieron escuchar en su concierto de primavera, o de un villancico antequerano que finalmente no se pudo estrenar esta Navidad (el concierto se tuvo que suspender por la situación sanitaria por el COVID-19), pero que se escuchará en los próximos meses. 

Pese a su corta vida, esta orquesta ya ha participado en otros proyectos como el Concierto Cervantino que tuvo lugar en abril en la Real Colegiata de Santa María con motivo del “I Encuentro Musical Cervantino” en el que se reunieron músicos de la Orquesta Filarmónica Cervantina y del Conservatorio de Antequera, bajo la dirección de Julio Maroto Rodríguez, cita que ya había tenido lugar también una semana antes en Alcalá de Henares. 

“Ese es uno de los objetivos que me planteaba cuando se creó la orquesta, que los músicos –la mayor parte de los cuales se encuentran aún en formación– amplíen su horizonte y salgan fuera de Antequera”, cuenta la directora. Por ello, para la próxima temporada ya está organizando algunos recitales fuera de la ciudad.  

Un proyecto joven que cuenta con las ganas, la implicación y el empuje de los músicos que lo forman, la experiencia y magistralidad de su directora, el aval de la Real Academia, y el interés de todo el conjunto por alcanzar la excelencia. Cada uno de sus conciertos es un paseo por los fondos musicales del Archivo Histórico, pero también por otras piezas más conocidas, llevados en volandas por las notas que emanan de violines, viola, chelos y piano. Cuando tengan ocasión, no se lo piensen, recórranlo. 

De izquierda a derecha y de arriba a abajo:  Sonia González, Gema Bueno, Antonio Hinojosa, Ana Gallardo, Teresa Villarejo, Marta Conejo, Sofía Ochoa, Margarita Bolós, Paula Clavijo y Lucía Olmedo
Más que un nombre. Eugenio de Cantos 

Para muchos de los que conocen por primera vez la Orquesta de Cámara la pregunta es la misma: ¿quién es Eugenio de Cantos? 

«Estudiando los fondos musicales del Archivo Histórico, que son valiosísimos y muy amplios, me apareció el nombre de este hombre que no conocía y, sin embargo, fue una persona muy importante en la música en Antequera. No puede ser que nos sea desconocido», cuenta Margarita Bolós. Y es que Eugenio de Cantos fue miembro de la capilla musical de la iglesia colegial de esta ciudad entre 1816 y 1873. Destacadísimo músico y compositor que se formó en dicha capilla, en la que entró como seise y donde llegó a desarrollar una ingente labor como maestro de capilla, manteniéndola activa más allá de la fecha de supresión de la propia colegial, ocurrida en 1851. 

Hoy lleva su nombre no solo esta Orquesta de Cámara, también un «Encuentro orquestal» organizado por la Real Academia que se desarrolló por primera vez el pasado año y del que se prepara su segunda edición. Se trata de una actividad en la que se pretende ofrecer a músicos estudiantes de grado profesional de cuerda violín, viola, violonchelo y contrabajo la oportunidad de continuar, complementar y perfeccionar su aprendizaje en la interpretación orquestal, contando para ello con la asesoría de músicos expertos, un equipo docente de primer nivel de gran experiencia, un programa de clases individuales, grupales, ensayos de orquesta y concierto final, además de actividades lúdicas. 

En su primera edición contaron con más de 30 participantes llegados de toda Andalucía y fue un éxito. «Se implicaron muchísimo y pudimos dar un concierto final de muchísima calidad», añade Margarita Bolós, también una de las responsables del Encuentro.  

El II Encuentro orquestal «Eugenio de Cantos» tendrá lugar en Antequera entre el 11 y el 15 de julio de 2022, y finalizará ese mismo día con un concierto que ofrecerán todos los participantes.

REAL ACADEMIA DE ANTEQUERA. Puedes ver el Concierto de Primavera en el canal YouTube de la Real Academia de Nobles Artes.