Música

La Luz tras el Alba

Un nuevo comienzo. Así podríamos resumir el nuevo trabajo del joven pianista y compositor antequerano Isaac Pascual, que no es otra cosa que una nueva etapa dentro de su larga trayectoria en la música. Acaba de lanzar Traselalba, su primer disco con composiciones propias, un trabajo que aúna una base de jazz con elementos característicos del rock y una cierta sensibilidad pop que lo hace muy versátil. Igual podría funcionar como banda sonora de algún clásico de Woody Allen que para alguna locura simétrica de Wes Anderson.

Isaac Pascual Quartet

Traselalba es, además, el primer trabajo de Isaac Pascual con su propia formación, Isaac Pascual Quartet, un grupo de experimentados músicos formado en torno al CAMM (Centro de Arte y Música Moderna de Málaga) en el que participan el batería Sergio Díaz, el saxofonista Juan Perico Berrocal y el bajista Rafa Sibajas. Un cuarteto que ya pudimos disfrutar hace un año en Antequera, dentro del ciclo de conciertos Logia 50×2 celebrado en el Museo de la Ciudad.

Las canciones del álbum se empiezan a gestar en 2018, durante un período que el autor pasa en Barcelona para intensificar su relación con la música y el jazz. Tras un viaje de exploración interno y de permeabilidad de influencias externas, estas canciones llegan a materializarse en este disco en febrero de 2020.

Igual podría funcionar como banda sonora de algún clásico de Woody Allen que para alguna locura simétrica de Wes Anderson

Según palabras del propio Isaac Pascual, con Traselalba “quiero reflejar la conexión de esta música con la persecución o la llegada del amanecer, entendido esto como símbolo de la búsqueda de la luz, la esperanza y del nuevo comienzo. Una búsqueda como músico, una puesta en práctica de cosas que he ido aprendiendo estos últimos años”. El álbum consta de tres canciones de larga duración, un total de 25 minutos llenos de lirismo, un entramado de dinámicas que se suceden sobre un universo que campa entre la poesía y la exaltación. Se trata de una composición que crea un marco perfecto para la improvisación y el diálogo entre sus cuatro componentes.

© Raul Perez

El disco comienza con Anástasis, una composición inquietante escrita en 7 por 4 y tamizada por un filtro que acentúa su lirismo y prestancia rítmica. Continúa con Monte de Guinardó, una verdadera delicia musical que nos traslada a un escenario intimista y reflexivo; y finaliza con New day, new life, una interesante experiencia musical que alterna secciones de música ferviente y vital con otra central llena de paz y serenidad.

La grabación tuvo lugar en febrero de 2020 en Puerto Records (Málaga). La edición, mezcla y masterización ha sido realizada por Manolo Toro. Además, paralelamente se ha trabajado en la grabación de tres vídeos bajo la realización de David Vilavedra, creador de videoclips para bandas del calado de Dry Martina, y Manu Rocha. Estos vídeos se han publicado en YouTube y redes sociales como soporte del lanzamiento del EP.

El diseño y la creación de la portada del álbum han sido realizados por Manuel Morente y David Vilavedra, mientras que Raúl Pérez se ha encargado de la fotografía.

Más en isaacpascual.com