Familia

Llega el momento de… elegir colegio

Cosecha del 84. Hija y madre de familia numerosa. Licenciada en Ciencias Políticas entre papeles de colegio. Trimadre con poco tiempo libre, mucho sueño y ganas de cambiar el mundo.

En marzo se abre un mes de pensar en cambios para muchas familias con hijos, sobre todo para aquellas que van a matricular a sus pequeños por primera vez en un cole.

Hasta que no se acercó el tiempo de matricular a nuestro primer hijo (hace ya 9 años) no supe la tarea tan complicada que es eso de matricular a un niño en un cole, elegir a qué colegio lo quieres llevar y qué opciones tienes en el caso de que no entre por los temidos puntos.

Hay quien no le da más vueltas y solicita plaza en el colegio más cercano a su casa o su trabajo; en cambio hay padres que miran proyectos educativos, instalaciones, carácter propio o ideario del colegio, que ofrezcan servicios de aula matinal y comedor, uniforme/no uniforme… y así cada uno busca un centro que se acerque a sus prioridades.

Ahora se han puesto de moda las jornadas de puertas abiertas en los colegios, que dan la posibilidad de conocer cómo es el colegio, su método de trabajo e incluso a conocer a los futuros profesores de tus hijos. Es una oportunidad para preguntar dudas e ir “cerrando el cerco” de nuestras opciones.

Lo importante es, aparte evidentemente de que te cuadre tu horario con los servicios que un centro pueda ofrecerte, que el colegio “cuadre” con la familia y viceversa. Es decir, que el colegio que elijamos para nuestros hijos sea lo más coherente con nuestro ideario y su carácter propio porque de otro modo, sería un continuo chocar con las actividades y cuestiones que tome el centro. Si se rema en la misma dirección, todo es más fácil.

El tema de los puntos también hay que tenerlo en cuenta y se convierte en un verdadero quebradero de cabeza para muchas familias. Los colegios están divididos por zonas de influencia y cada zona tiene asignados unos colegios. En el momento que te sales de “tu zona” para elegir otro colegio tienes menos puntos a la hora de solicitar plaza. Es importante informarse bien.

Yo lo tuve claro, pensé en el colegio que más se ajustaba a mi familia y lo solicitamos. Nos gustaba el ideario, las instalaciones, el uso de uniforme (para mí, fundamental), estaba dentro de mi zona, los horarios y posibles extensiones del mismo con aula matinal, comedor y extraescolares por si necesito alargar más su jornada, y muchas cosas más. Pero está claro que colegios perfectos no hay y lo que a mí me parece estupendo, a mi vecino le puede parecer otra cosa, por eso debemos pensar en lo que mejor le venga a nuestra familia.

Sígueme en lamadremolona.blogspot.com
Y en Facebook, Twitter e Instagram como @lamadremolona