Pinceladas

Llega el teléfono

El 5 de agosto se cumplen 98 años de la inauguración del servicio de teléfono en Antequera. De ese edificio en calle Rodaljarros y el camino para llegar hasta ese momento nos habla con sus Pinceladas Manuel Rodríguez.

En 1922 llegaba el teléfono a Antequera, pero conseguir aquel servicio no fue asunto fácil. En 1919 el Círculo Mercantil comunicaba  al Ayuntamiento en manos de D. José García Berdoy que se debía presionar a la Dirección General de Correos y Telégrafos para que en nuestra ciudad se estableciera el servicio de Teléfono dada la movilidad económica y social que soportaba Antequera.

Ante esta petición, el Ayuntamiento se movilizó y enviaron a Madrid a los Srs. Luna Pérez y García Berdoy tras cuya mediación se daba la orden a Málaga de que Antequera tendría línea telefónica, además en una extensión de 15 kilómetros en su contorno. Al poco tiempo se recibían ya noticias desde Madrid de que  “Antequera ya estaba incluida en el proyecto de ampliación de red de la telefonía nacional”.

A partir de ese momento había que hacer un presupuesto de gastos que se mandaría a la Dirección General de Comunicaciones y habría que indicar cuántos antequeranos se abonarían al servicio. Para ello, se puso en el Círculo Mercantil, en el Círculo Recreativo y en El Sol de Antequera las listas de los que se querían abonar al servicio, que en un principio no podían ser más de 126.

Sin embargo, pasaron 1920 y 1921 y no hubo más noticias sobre el asunto de Teléfonos, volviendo las quejas y requerimientos al Ayuntamiento.

Pero por fin llegó el verano de 1922 y la telefonía fue una realidad, siendo Antequera uno de los primeros pueblos que tuvo este servicio.

En junio ya había usuarios que sabían su número, pero un mes después fueron muchos los que expusieron queja a D. Francisco de la Vega,  Jefe de Telégrafos, conocido como D. Paco, por no tener el suyo. Y es que los primeros teléfonos se adjudicaron, como era de esperar, a los socios del Círculo Mercantil, al que rápidamente los antequeranos lo llamaron el Manicomio, “porque todos estaban locos de contentos con el teléfono”. Si tenías teléfono eras alguien importante en la ciudad.

Ya el 5 de agosto tendría lugar la inauguración en una calle Rodaljarros en la que no se cabía. Éste fue un día de puertas abiertas en el que todo el mundo quería ver el “aparato”. Se trataba de una Central del sistema peninsular que la compañía construía en Barcelona. Tenía capacidad para 5 interurbanos. De ellos, dos tenían servicio al exterior con Málaga y Granada. El personal lo formaba un jefe, un oficial y dos ordenanzas junto a “cuatro bellísimas señoritas telefonistas”.

Como explicaba y mostraba Don Paco a la prensa, se podía contactar con Sevilla, Córdoba y Madrid en menos de cinco minutos. Con el norte de la Península la cosa cambiaba un poco y los telefonemas podían ser efectivos a las dos horas.

Para disfrutar de este servicio de telefonema solo había que ingresar un depósito de 25, 50 o 100 pesetas. “Al abonado se le va descontando el importe del servicio que curse o de las conferencias que celebre, cuando se va agotando el saldo, la oficina le pasa nota por si quiere reponer fondos”.

Sin embargo, los consumidores pusieron una pega: que el servicio se interrumpiera de 13 a 15 horas, lo que era una “deficiencia para una ciudad como Antequera”. Un año después, en 1923, el horario ya era ininterrumpido desde las 8 de la mañana a las 10 de la noche.

Desde Málaga, Granada y Córdoba nos comunicábamos con toda la Península. Los telefonemas diarios estaban en unos treinta, las conferencias diarias en unas veinte y serán unos cincuenta los abonados de urbana que tiene cuenta corriente con el interurbano para poder usar el teléfono desde sus domicilios. En el inicio, el número de abonados fue de 132.

MÁS Y MEJOR.

El Sol de Antequera. 08/JUL/1919- 16/JUL/1919 – 13/JUN/1920 – 20/JUN/1920 – 12/JUN/1921 – 04/DIC/1921 –  03/SEP/1922.

Acta Capitular 06/OCT/1922

Antequera por su Amor Agosto 1923

Puedes seguir el blog de Manuel Rodríguez aquí: manuelrodriguezgarcia105.blogspot.com