Especialistas

Los sabores de la comarca, souvenirs para los turistas

La comarca de Antequera es rica en sabores. Aceites, embutidos, quesos, conservas, verduras y hortalizas, vinos… los productos alimenticios se han convertido en los mejores embajadores de nuestra tierra por todo el mundo.

Nuestros productos autóctonos son ya grandes referentes en el mercado mundial por su riqueza y, sobre todo, por su calidad. Una calidad cuidada hasta el más mínimo detalle desde que comienza el proceso de producción hasta la última fase, la de comercialización del producto, donde las tiendas especializadas los ofrecen orgullosas.

“Aquí procuramos tener productos de la máxima calidad, productos gourmet, y da la casualidad de que los mejores provienen de la comarca de Antequera o de la provincia de Málaga”, indica Miguel Sánchez, quien desde su establecimiento de calle San Agustín Jamonería Fuentes es uno de los grandes defensores del producto local.

“Aquí tenemos un rinconcito con souvenirs para los turistas, pero cada vez más los visitantes prefieren llevarse un vino o un embutido de la zona como recuerdo”, comenta.

Puede que sea la mejor forma de llevarse a casa un trocito de Antequera. De hecho, los productos locales no solo viajan en la mochila de los turistas, sino también de los propios antequeranos cuando viajan o viven fuera.

Esta semana han partido en maletas antequeranas hacia Jerusalén, por ejemplo. O a Japón, China, Sudamérica… cualquier sitio es bueno para sentirse como en casa.

Puede que sea la mejor forma de llevarse a casa un trocito de Antequera

Ventajas, claro, del maravilloso invento del envasado al vacío. “Hay antequeranos que están trabajando en Arabia Saudí, construyendo el AVE a La Meca, y se llevan jamones enteros cortados y envasados al vacío porque allí no hay carne de cerdo”, cuenta Miguel, orgulloso también de sus clientes del día a día, porque el antequerano cada vez es más consciente de la riqueza que atesora.

“Aquí no solo despachamos, sino que también asesoramos. Si un cliente viene a por una botella de vino, intentamos conocer sus gustos para orientarle, porque si le gusta el tinto a lo mejor en la comarca tenemos el vino perfecto para él, o en Huelva, o en Cádiz… no hace falta irse a La Rioja”, explica.

Cualquier producto de la comarca puede competir en calidad con el resto de productos de cualquier otra parte del mundo

El aceite de oliva virgen extra, los quesos de cabra malagueña, las conservas, los piquitos, las “regañás”, la miel, las aceitunas… cualquier producto de la comarca puede competir en calidad con el resto de productos de cualquier otra parte del mundo. Y ganar.

Además, esa calidad en los productos no está necesariamente reñida con el precio. “No hay tanta diferencia de precio entre un vino o un jamón de calidad media y uno de calidad alta.

En la mayoría de los casos merece la pena”, apunta Miguel. Y es que no hay nada mejor que conocer nuestras fortalezas, apreciarlas, cuidarlas, potenciarlas y saber venderlas. Porque a veces no sabemos lo que SOMOS y lo que tenemos, y buscamos fuera lo que forma parte, incluso, de nuestra propia identidad.