Mollete Kolektiv

Mindagua Handmade

Texto: 
Ana Schoendorff. 
Ilustración: 
Angie Design. 

Pilar Arroyo (Antequera, 1993), reside en Granada donde compagina su trabajo actual con sus estudios en Patronaje y Confección en la Escuela Espacio Crea. Sus planes de futuro son volver a Antequera y poder destinar la totalidad de su tiempo en su proyecto, Mindagua Handmade.

Esta joven antequerana comienza esta nueva andadura con la finalidad de romper con los moldes establecidos por las grandes empresas textiles y el modelo de consumo actual.

La filosofía de esta nueva marca sigue los patrones del slow fashion, recuperando así la figura de la modista de cabecera. Esta producción lenta lleva consigo un procedimiento previo en el que la prenda se considera una obra de arte, tras la cual se ha llevado a cabo un trabajo que requiere tiempo y cariño, siendo ésta exclusiva y aplicada a la personalidad de quien la adquiera, rompiendo así con lo que comentábamos al principio, esa producción en masa y sustituyéndolo por un consumo consciente.


Las prendas de Mindagua Handmade destacan por ese punto rebelde, esa filosofía que hay detrás de la marca y que son confeccionadas como únicas y atractivas, siendo una marca enfocada a esa gente que pisa fuerte y que quiere estar segura de sí misma. Un proyecto que surge a raíz de una situación que muchos jóvenes vivimos, la búsqueda de empleo relacionada con nuestros estudios y que en diversas ocasiones nos hace que la frustración ante tal contexto saque nuestro lado más creativo y busquemos otras alternativas que nos hagan seguir hacia adelante.

Pilar Arroyo es terapeuta ocupacional, profesión lejana a lo que a día de hoy lleva a cabo pero que le ha enseñado algo esencial: dedicar el tiempo necesario a aquello que realmente te apasiona. Tras unos meses buscando trabajo como terapeuta, decidió dar el paso y crear algo que realmente le hace ser ella misma y lo que desde pequeña le apasiona, la moda.

Las prendas de Mindagua Handmade destacan por ese punto rebelde

Otro factor esencial que hizo que emprendiera este nuevo camino, fue el hecho de disponer de total libertad en lo que a su vida laboral respecta, y destacando que, ya que dedicamos gran parte de nuestro tiempo a trabajar, por qué no destinarlo a algo que realmente nos hace felices. Para nuestra creadora, la moda es su pasión y esto le ayuda a empoderarse y crecer como persona.

Actualmente Instagram es su fuente de inspiración. Esta artista sigue a varias cuentas relacionadas con la moda y todas ellas le aportan algo diferente para la creación de sus prendas. Dua Lipa es, sin duda, su musa tanto por su música, su estilo, etc. También le inspiran aquellas prendas que portan las altas esferas, esas ‘’divas’’ que destacan en las grandes pasarelas y eventos, tomando como lema “Si ellos y ellas pueden, ¿por qué yo no?”.

Este proyecto no persigue llegar a ser una marca conocida a nivel mundial como una marca de pasarela, sino que busca poder ser un medio de vida para su fundadora, Pilar, empezando a vender a través de una tienda online hasta crear su propio atelier.

Por último, Pilar aconseja a aquellas personas que tienen un proyecto propio en mente: “si tienes una idea y ello te hace realmente feliz, sigue adelante con ello. Todos tenemos una zona de confort y es difícil comenzar y dar el paso hacia una nueva aventura, pero se hace camino al andar. Mientras se ponga su sello y alma en un proyecto, creo que será un éxito. Hay que ser uno mismo y dar todo lo que se pueda, al menos se ha de intentar”