Noticias

Paso adelante para las obras de mejora de calle Infante Don Fernando

El proyecto de transformación cuenta con un presupuesto de 1,8 millones de euros, que se incluye en el proyecto europeo DUSI Caminito del Rey, y mejorará la movilidad y la accesibilidad urbana e interurbana sostenible. Los trabajos, que se prolongarán durante 16 meses, incluyen la sustitución y modernización de todas las infraestructuras urbanas y la renovación del pavimento, dando preponderancia al peatón al ampliar aceras en algunos tramos

La Junta de Gobierno de la Diputación de Málaga ha aprobado iniciar la contratación del proyecto de mejora de calle Infante Don Fernando. La institución provincial licitará por 1,8 millones de euros esta actuación, que se enmarca en la estrategia ‘DUSI Caminito del Rey: el desarrollo urbano a través del turismo de interior de la Costa del Sol’, cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

El principal objetivo del proyecto de reurbanización y reordenación del tráfico de la calle Infante Don Fernando y su entorno, redactado por el Ayuntamiento de Antequera, es mejorar la movilidad y la accesibilidad urbana e interurbana sostenible, promoviendo la economía baja en carbono. La Diputación sacará a licitación por 1.799.999,73 euros esta importante obra, cuyo plazo de ejecución es de 16 meses y que permitirá sustituir todas las infraestructuras de la vía, ampliar el ancho de las aceras, instalar nuevo mobiliario urbano y renovar el pavimento para el tráfico rodado.

El concejal de Obras del Ayuntamiento de Antequera, José Ramón Carmona, manifiesta su satisfacción por la consecución de la aprobación definitiva del proyecto y su próxima licitación, argumentando que la también conocida popularmente como ‘calle Estepa’ de Antequera “se encuentra en un estado lamentable, con un pavimento muy deteriorado, con constantes problemas de saneamiento y de tuberías”, recordando que durante décadas no se ha actuado en dicha vía.

“Llevamos trabajando en este proyecto varios años para poder hacerlo realidad, y ya parece que llega a su fin en cuanto a su ardua tramitación previa. La calle principal de Antequera no se merecía el estado en el que se encuentra, tanto por la accesibilidad como por los vecinos y visitantes que la transitan”, indica Carmona, quien recuerda que se acometerá con fondos procedentes de la Unión Europea gracias al esfuerzo conjunto del Ayuntamiento y la Diputación.

Características del proyecto

La intervención busca invertir la configuración que tiene actualmente la calle con la intención de enfatizar la preponderancia del viandante sobre el vehículo particular, adecuando el espacio público y mejorando sus prestaciones de cara al peatón. Esto se consigue ampliando la superficie que se destina al uso peatonal en detrimento de la superficie que actualmente tienen reservadas los vehículos.

Además, esta nueva configuración dará respuesta a los problemas detectados en el estudio del tráfico, a la falta de adecuación de los espacios públicos, a las demandas vecinales y al plan de accesibilidad: Todo esto influirá notablemente en el desarrollo de nuevos usos comerciales, de ocio, restauración y turísticos.

La actuación prevé la renovación de todos los servicios urbanos, como abastecimiento de aguas, saneamiento y pluviales, telefonía, gas natural, suministro de energía, telefonía y alumbrado público, señalización viaria y recogida de residuos sólidos urbanos, que se realizará mediante la instalación de contenedores soterrados.

Igualmente, se renovará el mobiliario urbano con bancos y papeleras, así como con la instalación de jardineras y nuevo arbolado. En cuanto a la sección de la calle, se aumentará el ancho de las aceras renovándolas con baldosas de granito, reduciendo los aparcamientos que serán pavimentados mediante adoquín granítico y por último, se renovará el pavimento destinado al tráfico rodado.

Señales iluminadas y cargadores para móviles

El diputado provincial Francisco Oblaré y el concejal de obras José Ramón Carmona resaltan que el proyecto contempla actuaciones relacionadas con la innovación, ya que se incorporan elementos de última tecnología como las señales verticales que se iluminan por la noche alimentadas desde la red eléctrica del alumbrado público.

Paralelamente, se prevén unas ‘islas’ para poder cargar los dispositivos móviles gracias a la energía solar, fomentando así la utilización de energías renovables. La conexión entre estas islas y los dispositivos móviles se hace a través de un puerto estándar tipo USB, de manera que se consigue mejorar la sostenibilidad.