Salud dental

Periodontitis o infección de las encías

Este mes nos gustaría hablaros de la enfermedad periodontal, también conocida como piorrea. El nombre oficial es periodontitis y es una enfermedad bucodental inflamatoria que puede llevar a la destrucción del sistema óseo dental. Éste sostiene cada una de las piezas de nuestra boca, por lo que, si no se detecta y se trata a tiempo, el paciente podría perder piezas dentales. 

Esta infección es más común de lo que la gente piensa. Se trata de una patología bastante compleja, que se produce generalmente cuando la limpieza dental no es la correcta. 

 

CAUSAS DE LA PERIODONTITIS 

El primer factor es una mala higiene bucal. Un mal aseo de nuestra boca puede causar que se acumulen bacterias que inicien esta enfermedad. 

Xerostomía o boca seca. Esta enfermedad se caracteriza por la falta de saliva. La saliva es un factor fundamental para la higiene bucal, ya que además de arrastrar restos de alimentos que se quedan en la boca, también elimina muchas bacterias que habitan en los dientes. Por tanto, las personas con este problema son más vulnerables a problemas dentales. 

Diabetes. Es otro de los factores que puede afectar a los dientes ya que es una enfermedad que afecta a los tejidos que los sujetan. 

Alimentos ricos en azúcar. Comer y masticar alimentos con altos niveles de azúcar provoca acumulación de sarro, que es una de las principales causas de la periodontitis. 

El tabaquismo. El tabaco oscurece los dientes y es uno de los responsables de numerosas infecciones y problemas en la boca. 

Alimentación inadecuada. Facilita el deterioro de los dientes o las encías. Una alimentación que produzca déficit de vitaminas o minerales como C, D, calcio o flúor propiciará la periodontitis. 

ETAPAS 

1ª Etapa: la gingivitis. Este es el estado inicial, que empieza con inflamación de las encías por cúmulo de placa (restos de comida, bacterias entre los dientes). Debido a la inflamación se produce sangrado de las encías. 

Este primer paso es reversible si realizamos un cepillado exhaustivo (que no fuerte) y se elimina el sarro, así la enfermedad no derivará en periodontitis. Se estima que un 46% de la población adulta padece algún grado de gingivitis. 

Las bacterias que provocan la gingivitis están presentes prácticamente en todas las personas, por lo que el contagio es irrelevante. 

2ª Etapa: la periodontitis. Cuando la gingivitis perdura en el tiempo da lugar a la pérdida de hueso y los demás tejidos del diente, por lo que finalmente se llegan a perder. 

Aunque las bacterias son fundamentales para el desarrollo de la enfermedad, la gravedad depende de otros factores como el tabaco, el estrés, tener enfermedades sistémicas como diabetes y la eficacia de nuestras defensas. 

Para no tener que llegar a este extremo, la mejor solución es usar diariamente hilo dental, cepillado minucioso de cada uno de nuestros dientes y una limpieza profesional en clínica para reducir el riesgo de padecer esta enfermedad.