Familia

Planes saludables en familia

Cosecha del 84. Hija y madre de familia numerosa. Licenciada en Ciencias Políticas entre papeles de colegio. Trimadre con poco tiempo libre, mucho sueño y ganas de cambiar el mundo.

El otoño es una buena época para tirarse al monte y hacer senderismo con la familia y amigos. Tenemos a nuestro alrededor bastantes parajes a los que podemos acudir a pasar un buen rato con nuestras familias y disfrutar de la naturaleza, no solo para hacer los adultos, sino de baja dificultad para hacer con niños de todas las edades. 

Eso sí, para ir con niños debemos dejar de lado nuestro aspecto más aventurero e ir sobre seguro a rutas con itinerarios homologados, buscando que tengan buenos accesos al punto de partida y de finalización; a ser posible rutas circulares para terminar donde empezamos y evitar desplazamientos extras para volver al punto de inicio. También es interesante para los más peques que tengan algún elemento llamativo como una antigua construcción, alguna flora interesante o miradores espectaculares donde descansar y disfrutar del paisaje.

Nosotros tenemos cerquita dos. Uno sería el Sendero de las Arquillas. Tiene alrededor de 3 km de longitud desde el punto de inicio hasta el Convento de La Magdalena. Tiene unas vistas estupendas y no tiene gran dificultad. La única pega que le pongo es que no es circular, por lo que o bien vuelves por el mismo camino o bien tenéis que tener un coche en La Magdalena.

Otro sendero sería nuestro archiconocido Torcal. Recomendado al 100% para quien no lo conozca y para quien, como nosotros, le guste repetir una y otra vez. Tiene varias rutas de diferente intensidad y el paraje, como todos sabemos, no tiene comparación alguna.

A pocos kilómetros de aquí encontramos el Sendero de la Fuente de los Cien Caños, en Villanueva del Trabuco. Es un paraje bastante llano y muy tranquilo, la única pega para hacer con niños pequeños es que puede resultar algo pesado porque mide unos 7 km.

El último que hemos hecho, algo más lejos de casa, es una ruta por los Montes de Málaga: Lagar de Torrijos. Un paraje estupendo para disfrutar de la naturaleza, el deporte y apto para todas la edades, con varios sitios para descansar, hacer un alto en el camino y coger fuerzas.

El senderismo es una actividad ideal para compartir con los miembros de tu familia. Además de ser beneficioso para la salud de cada uno de los miembros, nos ayuda a elevar y consolidar lazos afectivos, refuerza valores de esfuerzo y cooperación, y ayuda a crear unos recuerdos inmejorables en familia.

Pincha y sígueme en La madre molona