Gestores

¡Por fin llegan las ansiadas ayudas! 

Por Sara Martín,
Gestor Administrativo
y Manuel Martín,
Graduado Social.

Justo cuando ya hemos cumplido un año sufriendo el dichoso virus, el Gobierno publica el Real Decreto-Ley 5/2021, de 12 de marzo, de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia de la COVID-19.  

En él se aprueba la Línea Covid de ayudas directas a autónomos y empresas. Los principales requisitos son que el volumen de operaciones anual en 2020 haya caído al menos un 30% con respecto a 2019 y que realicen una  actividad incluida en los códigos CNAE 09 listados en el Anexo I. 

El destino de las ayudas será el pago de costes fijos (luz, agua…), el pago a proveedores, la reducción de las deudas derivadas de la actividad económica y, en caso de quedar remanente, deudas con acreedores bancarios (primando las que cuenten con aval público, como los préstamos ICO). 

Se atenderán las deudas contraídas desde el 1 de marzo de 2020 al 31 de mayo de 2021 y han de proceder de contratos anteriores a la fecha de publicación del decreto, es decir, al 13 de marzo de 2021. 

Aunque serán las Comunidades Autónomas las que establecerán los criterios para las ayudas por destinatario, sí se han fijado los siguientes límites máximos: 

3.000 euros cuando se trate de empresarios o profesionales que apliquen el régimen de estimación objetiva en el IRPF.  

Entre 4.000 y 200.000 euros para aquellos empresarios y profesionales cuyo volumen de operaciones anual en el IVA o tributo indirecto equivalente, haya caído más del 30% en el año 2020 respecto a 2019. Estas ayudas dependerán del número de empleados (hasta 10 empleados, el 40% de la caída del volumen de operaciones; más de 10 empleados, el 20%). 

Pongamos un ejemplo: Una empresa con 8 trabajadores que en 2019 tuvo un volumen de operaciones declarado de 180.000 euros y en 2020 de 107.000 euros, ha sufrido una caída de 73.000 euros (el 40,56% de descenso). Por lo tanto, cumple con el requisito del descenso de más del 30%. En cuanto al importe de la ayuda, al tener 8 trabajadores sería el 40% de la caída que supere el 30%; es decir, el 40% del 10,56% (40,56 menos 30), lo que supone que podría alcanzar unos 7.600 euros como máximo. 

En ningún caso podrán acogerse a estas ayudas aquellos empresarios/profesionales o empresas que hayan declarado un resultado neto negativo en el ejercicio 2019. Asimismo, los destinatarios de estas medidas asumen el compromiso de mantener su actividad hasta el 30 de junio de 2022, no podrán repartir dividendos durante 2021 y 2022, y no podrán aprobar incrementos en las retribuciones de la alta dirección durante un período de dos años. 

Por otra parte, también se ha publicado en dicho decreto, como ya ocurrió el año pasado, la posibilidad de conceder el aplazamiento de la deuda tributaria correspondiente a todas aquellas declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso finalice desde el 1 hasta el 30 de abril de 2021, ambos inclusive, siempre que las solicitudes presentadas hasta esa fecha reúnan los requisitos exigidos. 

Independientemente a estas ayudas del Gobierno, la Junta de Andalucía anunció el día 22 una batería de medidas que contempla una inyección de 732 millones al tejido productivo andaluz. 

 

Les seguiremos informando en #SOMOSgestores

 

PUEDES ENCONTRARNOS EN

C/ Alameda de Andalucía, 17, 1º-D. Antequera

Teléfono 952 70 26 45; Fax 952 73 98 55

www.grupomardos.com

Facebook: Gestoria – Grupo Mardos

Twitter: @GrupoMardos