Música

Sentir. Crecer. Aprender. A través de la música

Por todos es sabido los beneficios de la música durante el embarazo. Ya desde los primeros meses de gestación el bebé es capaz de percibir las vibraciones sonoras y, más adelante, responden a los estímulos sonoros que les llegan, ya sea la voz de sus padres o una canción.  Son muchísimas las futuras mamás que deciden incorporar la música a su día a día con el fin no solo de estimular a su bebé, sino también de favorecer su relación con él. 

Pero, una vez que nace el bebé, ¿qué lugar ocupa la música? Un recién nacido es un gran libro con todas sus hojas en blanco y el máximo potencial para escribirlo, por ello, los primeros años de vida son imprescindibles para establecer las bases del aprendizaje. Y cuanto más pequeño es un niño, mayor influencia tiene la música 

Por ello, la Escuela Municipal de Música de Antequera (EMMA) ha apostado por el aula de música para bebés, destinada al aprendizaje de los bebés de 0 a 36 meses. Un espacio que se convierte en una experiencia lúdica y divertida para ellos –y también para sus acompañantes– donde no solo se estimulan sus sentidos, sino que se aprende sin tener conciencia de ello. Y es que la práctica musical a tan corta edad tiene múltiples beneficios ya que aumenta la capacidad de concentración, desarrolla la creatividad, la memoria y la sensibilidad, y ayuda a expresar sentimientos, desarrollar el habla y estimular la expresión corporal, entre otros muchos aspectos. 

¿Cómo se desarrollan las clases? 

Durante las clases, el aula de música se convierte en un espacio para el intercambio de experiencias y emociones, ya que la metodología que desarrollan en la EMMA se basa en la vivencia musical antes que en la explicación y en disfrutar la música como intercambio. Por ello, las actividades que proponen no son complejas y dejan espacio amplio para la interacción y creatividad de los bebés. 

Cada clase consta de una serie de actividades que combinan diferentes cantos y ritmos con música grabada, que acompañarán con instrumentos de pequeña percusión, y música en directo, voz y piano 

Para la EMMA es importante la diversidad y la calidad de la música que utilizan en las clases. Otra parte importante es el movimiento que acompaña a cantos y ritmos así como la realización de bailes sencillos.  

Pensemos en un adulto, ¿cómo nos influye la música? Es capaz de relajarnos, de darnos ánimo, de multiplicar sensaciones o revitalizar sentimientos. Y ahora, imaginémonos de nuevo como niños, con su extraordinaria sensibilidad, su infinita sed de aprendizaje y su ilimitada capacidad de experimentación. Ojalá pudiésemos volver a vivir, sentir y alimentarnos de la música como lo hacen ellos.