Familia

Tarta mousse de limón

Cosecha del 84. Hija y madre de familia numerosa. Licenciada en Ciencias Políticas entre papeles de colegio. Trimadre con poco tiempo libre, mucho sueño y ganas de cambiar el mundo.

Este mes os traigo algo diferente. No os voy a contar batallitas ni a haceros reflexionar sobre cómo educamos a los hijos: hoy os traigo algo rico,  fresquito y “ligero” que será el complemento ideal para el tiempo de las barbacoas, estupenda como postre después de una buena comida. Es una tarta mousse de limón y hacía muchísimos años que no la hacía.  

La primera vez que la hice fue sobre 2011 o 2012, para un concurso de tartas en un encuentro de familias y, por cierto, ¡la tarta ganó! Ese verano la hice bastantes veces pero creo que desde ese año hasta este no la había vuelto a hacer. Yo la hago con la Thermomix, pero de manera tradicional también se puede hacer. Paso a deciros los ingredientes y el paso a paso. ¡Probad, veréis que buena! 

El procedimiento es bastante sencillo, si acaso lo más difícil es montar la nata y el queso, pero seguro que tampoco tiene más problema. Te lo cuento por aquí. 

Para la base:  

Pulverizar las galletas en el vaso durante 5 segundos a velocidad 10. 

Añadir la mantequilla a temperatura ambiente. Ponerle 5 segundos a velocidad 5 para que se integre con las galletas. 

Poner en la base del molde que vamos a utilizar. Lo puedes hacer en vasitos individuales o en un molde de 20-22 cm. 

Para el mousse: 

Hidratamos las hojas de gelatina en agua tibia. Las dejamos hidratando mientras hacemos los demás pasos. 

Con las mariposas puestas en las cuchillas, montamos la nata con el queso mascarpone a velocidad 3 y 1/2 teniendo cuidado y vigilando el montado. Cuando lo tengamos montado sacamos a un bol y reservamos dentro de la nevera. 

Echamos en el vaso de la Thermomix el azúcar y el zumo de limón y ponemos 3 minutos, 90º a velocidad 2. Una vez acabado este tiempo añadimos la gelatina bien escurrida que tenemos hidratada y mezclamos durante 10 segundos a velocidad 3. Dejamos enfriar la mezcla pero sin que llegue a cuajar. 

Mezclamos el zumo una vez ha bajado la temperatura junto con la nata y el mascarpone en el bol donde lo teníamos, con movimientos envolventes. Una vez bien mezclado, vertemos todo en el molde o vasitos donde hemos puesto la base de galletas. 

Meter en la nevera hasta que solidifique, mínimo 4-5 horas. 

¡¡¡OJO!!! Si quieres darle un color más vivo a la mezcla debes echar unas gotas de colorante amarillo. Es opcional, yo prefiero dejarla al natural.

Pincha y sígueme en La madre molona